•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sistema público de salud cuenta con menos de 200 médicos subespecialistas, revelan datos oficiales del Ministerio de Salud contenidos en su portal web. 

La fuerza laboral del Minsa está conformada por 32,122 personas, 1915 de ellos son médicos generales, 1949 son médicos especialistas y 128 son subespecialistas, indica la información actualizada en octubre de 2015. 

En la década de 1980 se estableció el estudio de la ginecología y obstetricia, de la medicina interna, de la pediatría y de la cirugía en el país y aunque ahora se ofrecen más especialidades, realizar estudios más específicos en cualquiera de estas implica viajar al extranjero. 

Datos del Minsa indican que en Managua, por ejemplo, se cuenta con apenas cinco nefrólogos, ocho pediatras neonatólogos y tres infectólogos en los hospitales y centrtos de salud públicos. En León, una de las ciudades más grandes y que cuenta con un hospital de referencia que además es hospital escuela —el Óscar Danilo Rosales Argüello— el Minsa tiene a tres pediatras neonatólogos, un nefrólogo y no hay ningún infectólogo. 

¿Cuáles se necesitan?

Una de las subespecialidades más demandadas por la población femenina nicaragüense es la ginecología oncológica, que trata las enfermedades de la mujer relacionadas con el cáncer de mama, ovarios, vagina y del cuello uterino. Anualmente se reportan unos mil casos de cáncer de mama y es la segunda causa de muerte en mujeres entre los 40 y 44 años, de acuerdo con la Fundación Movicáncer en su sitio web.

Se estima que los cáncer más frecuentes en las mujeres son los de cérvix y el de mama.

“La ginecología oncológica en el país apenas cuenta con unos cinco médicos y el cáncer de mama es lo que más abunda en nuestro país”, explicó el gineco-obstetra José Antonio Delgado.

Te interesa: Minsa se pone por meta atender mejor a los pacientes

Según el registro que tiene disponible el Minsa en su sitio web, en el sistema de salud solo hay un gineco-oncólogo y está en Managua. 

¿Cardiólogos?

La Asociación de  Cardiólogos de Nicaragua (Ascani) calcula que a nivel nacional hay aproximadamente 65 cardiólogos, de estos 14 tienen estudios más a fondo. 

En el sistema público de salud hay 23 cardiólogos. Las enfermedades cardiovasculares son la causa número uno  de muerte en el mundo. En 2015 el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registró 1159 procedimientos quirúrgicos para atender afectaciones cardiovasculares.

El cardiólogo José Daniel Meneses, miembro de la junta directiva de Ascani, aseguró que en el país hay más de cinco hospitales en los que atienden a las personas con enfermedades cardiovasculares, sin embargo consideró que hacen “falta especialistas en rehabilitación cardiaca, cardiólogos especialistas en terapia cardiovascular, cardio-oncólogos, especialista en resonancia magnética y cardiología nuclear”.

La cardiología es una subespecialidad de la medicina interna dedicada al estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, de esta se derivan más de diez  subespecialidades, entre las que destacan la cardiología intervencionista, la cardio-oncología, la electrocardiografía, la eco cardiografía, farmacología cardiovascular, morfología cardiovascular y fisiología cardiovascular.

El doctor Meneses, quien tiene estudios en cardiología intervencionista, explicó que, aunque todas las subespecialidades de la cardiología son importantes, hay unas que son más necesarias que otras. 

También: Brindan atención médica a pobladores de Alamikamba

“Lo que más se puede demandar es rehabilitación cardiovascular, es una de las más importantes porque la rehabilitación permite que un paciente que ha sufrido un infarto o que ha sido operado del corazón se pueda incorporar a la sociedad. También necesitamos especialistas en cardiología nuclear”, agregó Meneses.

La cardiología nuclear es una especialidad de imagen que permite ver más detallado el interior del corazón y detectar si presenta algún problema. En Nicaragua no hay ni especialista ni equipos para hacer cardiología nuclear y por lo tanto si una persona necesita un estudio de imagen del corazón deben salir del país.

Según el Meneses, el problema en los hospitales públicos es que no hay equipos especializados para atender a las personas con enfermedades cardiovasculares. 

Más: Inauguran moderna clínica especializada en diabetes

“En Nicaragua el Manolo Morales es el único hospital público que puede disponer de una mayor resolución de problemas cardiovasculares. Tiene una unidad coronaria y se hace cateterismo cardiaco, pero no tiene equipos especializados”, explicó Meneses.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus