•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un canadiense que convivía con una adolescente de 16 años, bajo la figura de adopción, fue sentenciado a cinco años de cárcel, luego de ser declarado culpable del delito de acoso sexual y lesiones psicológicas en perjuicio de la joven.

El canadiense Phillips Barry Hilderbrand, de 62 años, también fue condenado a tres años y seis meses de presidio por tenencia de marihuana, según la sentencia dictada el 20 de mayo por el juez especializado en violencia del juzgado de Distrito Penal de Audiencia de Rivas, Alcides Muñoz Alemán.

Al unificar las penas, el canadiense deberá cumplir una condena de ocho años y seis meses de cárcel, “de forma  sucesiva en el sistema penitenciario de Granada, hasta el cumplimiento de la misma fijada provisionalmente para el 21 de agosto del 2023”, dice textualmente la sentencia condenatoria.

Phillips conoció a la adolescente en Puerto Cabezas y el tres de enero del 2015 la trasladó al barrio Pedro Joaquín Chamorro de la ciudad Rivas, gracias a un consentimiento de adopción que firmó la mamá de la menor a favor del canadiense.

De acuerdo con el expediente, el consentimiento de traslado de Puerto Cabezas a Rivas fue realizado por el abogado Armando Rojas Smith con la promesa de que el canadiense se haría cargo del cuido de la joven, a quien le entregaría una beca estudiantil, y construiría una casa a la mamá de la menor, a quien también le enviaría remesas.

El 14 de febrero pasado la víctima contó a un amigo que estaba siendo violada y que había sido vendido al canadiense a cambio de dinero y una casa. Tras conocer el caso, la Policía allanó la casa del canadiense y lo arrestó. En el proceso también fue detenida la madre de la menor por el delito de trata de personas con fines explotación sexual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus