•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La temperatura histórica del Pacífico se mantenía en los 34°C, pero ahora son frecuentes los 37 grados, según los distintos informes del Instituto de Estudios Territoriales (Ineter).

Ayer los termómetros de algunas gasolineras en la capital registraron temperaturas de 39 grados, y en Chinandega, de 40.Las temperaturas en managua se han mantenido altas.

Particularmente las últimas semanas fueron muy calurosas, por lo cual la población debería prevenir complicaciones en su salud.

El cardiólogo Daniel Meneses explicó que la temperatura corporal normal del ser humano es de 37.5 grados, y siempre que sea menor, el organismo tiene muchos mecanismos para compensar esa falta de calor. El problema ocurre cuando las temperaturas superan esta cifra, porque el único mecanismo de compensación que tiene el organismo es la sudoración, lo que provoca que se pierda agua, y se produzca deshidratación.

Ayer, el Ineter registró en la zona del Pacífico temperaturas extremas de 37 grados, en la zona Norte y Central 36, y 33 grados en el Caribe.

En la capital, la temperatura promedio en esta época era de 36 grados hace algunos años.

Recomendaciones

El presidente honorario de la Asociación Nicaragüense de Medicina Interna, doctor Adrián Zelaya, indicó que a causa de las altas temperaturas pueden producirse alteraciones a nivel cerebral porque las neuronas necesitan mantenerse hidratadas, y si no es el caso, puede haber pesadez y somnolencia.

Con la asignatura de educación física, los especialistas coincidieron que debería de buscarse el horario oportuno para realizarlo, también debe valorarse la suspensión en caso que el calor se mantenga.

“Recordemos que cuando se pierde líquido en la sudoración no es solo agua, sino también otras sustancias como cloro (que participa activamente en los procesos digestivos) y sodio (que interviene en la transmisión nerviosa)”, añadió Zelaya.

La constante exposición al sol, ya sea durante las clases de educación física o en los trabajos de construcción ocasiona que los líquidos del ojo disminuyan, produciendo molestias y visión turbia, mientras que el trabajo del corazón aumenta, entonces se tiende a tener una frecuencia cardíaca aún mayor, explicó Zelaya.

Escuelas toman medidas

"Lo que hemos estado viendo es que muchos centros están sacando de las aulas a los estudiantes e impartiendo las clases en el patio o donde hay condiciones como debajo de un árbol para paliar un poco los efectos del calor", comentó el docente Mario Méndez, coordinador pedagógico de las escuelas Fe y Alegría.

El cardiólogo Daniel Meneses destacó la importancia de buscar sitios ventilados y aumentar el consumo de líquidos, sobre todo aquellos que ayuden a la hidratación, ya sea agua o refrescos naturales, evitando tomar aquellos que contengan preservantes.

  • Se prevé que entre 2030 y 2050 el cambio climático provoque  unas 250 mil defunciones anuales, indicó la OMS.

Como mínimo, los niños deben tomar al menos dos litros de agua al día, y el adulto como tres. También deben evitarse las comidas abundantes y preferiblemente hacer cinco tiempos pequeños al día, porque la digestión genera pérdida de calor, recomendó el presidente honorario de la Asociación Nicaragüense de Medicina Interna.

En las escuelas, por ejemplo, la concentración de estudiantes en una misma aula y la falta de ventilación ocasionan que los estudiantes se sofoquen y no puedan realizar los deberes de manera adecuada, dijo el médico internista Fernando Gutiérrez, quien añadió que “el fenómeno del calor se transmite de persona a persona debido a la cercanía, entonces mientras un estudiante esté más cercano del otro, mayor será el calor, supongamos que en una aula hay 70 alumnos, el bochorno se siente el doble”.

Pronóstico: calor continuará

CLIMA • La poca nubosidad y el alto déficit de humedad en los suelos ocasionan el sofocante calor, que continuará durante el día y la noche en el país, detalló Denis Meléndez, Coordinador de la Mesa Nacional de Gestión de Riesgo (MNGR).

“De acuerdo a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) el 2015 ha sido uno de los más calientes de los últimos 35 años pero el 2016 será más caluroso que el año pasado”, detalló Meléndez, quien añadió que aunque llueva copiosamente el calor no calmará debido que la tierra está muy seca . por lo que recomendó tomar abundante agua y  no exponerse al sol.

Basado en información de la NASA y la NOAA, Meléndez contó que de mayo a julio habrá un invierno de menor intensidad y de agosto a octubre será más fuerte con incidencia del fenómeno climático “La Niña”.

El 19 digital informó el miércoles que a una semana del inicio de la temporada de huracanes, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) activó su sistema de vigilancia pues se registró al norte de la República Dominicana el primer disturbio con potencial de desarrollo ciclónico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus