•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los profesores Francisco Cantillano y Juan Rafael Sevilla fueron acusados nuevamente ayer por abusar de más estudiantes. La policía de Rivas recibió otra denuncia en contra de ambos.

Con este caso ya suman cuatro las denuncias de padres de familias que señalan a los profesores de acosar sexualmente a sus hijos a través de la red social de Facebook y en uno de los casos hasta se investiga si hubo violación en perjuicio de un joven de 14 años.

Tanto Cantillano como Sevilla eran docentes del colegio privado “Nuestra Señora de Fátima”. El primero fue monaguillo de San Jorge e impartía la asignatura de educación en la fe; y Sevilla era profesor de inglés. Ambos desaparecieron desde el martes, después que el caso se hizo público a través de las redes sociales.

Ana María Expósito, directora del colegio, manifestó en una conferencia de prensa que los hechos corresponden a delitos cibernéticos que ocurrieron fuera del centro escolar y que existen indicios de que alumnos de otros colegios también fueron víctimas de ambos maestros.

El jefe de la policía departamental de Rivas, comisionado mayor Róger Torres Potosme, explicó la tarde de ayer que por tratarse de un caso privado no podía brindar declaraciones, pero confirmó que están realizando las debidas averiguaciones y también allanamientos.

Tras estas denuncias los padres de familia se reunieron la tarde del miércoles con los profesores y directores así como una representante del Ministerio de Educación, y tras analizar el caso dieron su respaldo al colegio y señalaron que los padres pueden evitar este tipo de abusos si controlaran el uso que hacen sus hijos con el internet, los celulares y las computadoras.

De acuerdo con la denuncia presentada a las 12:45 pm del martes, los abusos a que eran sometidos los alumnos de 11 y 12 años se descubrieron a raíz que una madre de familia, encontró mensajes obscenos en la computadora de su hijo y luego se dirigió a la dirección del colegio a solicitar una aclaración.

Tras la inquietud de la madre, Cantillano fue interrogado en el colegio la mañana del martes y atribuyó el envío de los mensajes a Sevilla. Minutos después fue despedido.

ANTECEDENTE

Por un caso similar la dirección ya había despedido a Sevilla en 2015, pero en esa ocasión no se interpuso una denuncia.

Lo último que se supo de él es que a las 3:00 pm del martes salió, de un complejo turístico de Tola, donde laboraba.

Según los denunciantes, los docentes utilizaban las redes sociales para pedir a sus alumnos que les enviaran fotos desnudos y masturbándose, y añadían mensajes de textos obscenos. También los invitaban a salir y estos por temor no los denunciaron, ya que supuestamente los chantajeaban con mostrar las fotos si decían lo que esta ocurriendo.

El Nuevo Diario trató de conocer la versión de la familia de Francisco Cantillano, pero su hermana mayor, indicó que su mamá no estaba en condiciones para hablar del tema pero aseguró que en San Jorge han llegado a solidarizarse y que varios exalumnos no creen los señalamientos y pretenden recolectar firmas para apoyarlo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus