•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 30% de los abusos sexuales registrados a nivel mundial son hechos por menores de 18 años. En su mayoría, estos niños y adolescentes que abusan a sus pares tienen historial de violencia física o psicológica, sin embargo, aún se les sigue viendo como agresores y no se les brinda la atención adecuada para que el patrón no se repita, explicó Iván Zamora, director ejecutivo de Paicabi (Corporación de Promoción y Apoyo a la Infancia) en Chile.

Esta organización sudamericana que tiene más de 20 años de trabajar en la defensa de los derechos de los infantes, intenta replicar su modelo de atención y prevención de esta conducta en Nicaragua, por medio de un seminario nacional dirigido a representantes de organizaciones civiles y del Estado que trabajan por los derechos de la niñez y la adolescencia.

El director ejecutivo de Paicabi explicó que por lo general, los abusos sexuales cometidos por niños y adolescentes ocurren cuando estos tienen entre 10 y 14 años, que coincide con la etapa de la construcción de la personalidad.

Añadió que por lo general, la práctica del abuso sexual ocurre dentro del entorno familiar, sobre todo entre hermanos y primos. Por ejemplo, entre aquellos niños que sienten  coraje porque sus padres tienen preferencia con otros miembros de la familia.

"A diferencia de los adultos, donde el abuso sexual es por poder y placer, en los niños generalmente se produce por una manifestación de rabia, porque son maltratados física o verbalmente  o  por exclusión familiar", indicó Zamora.

Georgina Mendoza, Asesora Nacional de Programas de las Aldeas SOS, señaló que no se trata que exonerar del hecho a los niños que cometieron abuso sexual, sino más bien se trata de presentar un nuevo modelo de intervención a las instituciones encargadas de atender estos casos.

"Un niño que tiene una práctica de abuso sexual no actúa como un adulto, no es un criminal como lo hemos  visto históricamente, sino que es una víctima más, por lo tanto tenemos que trabajar en su recuperación emocional sin quitar la responsabilidad del hecho", comentó Mendoza.

La Asesora Nacional de Programas de las Aldeas SOS, agregó   que estas medidas restaurativas deben ir acompañadas de atención psicológica y la historia familiar de ambos niños.

La implementación de este nuevo modelo en el país permitiría que la conducta de estos niños y adolescentes que cometen abuso sexual no siga repitiéndose, porque la justicia penal iría acompañada de medidas restaurativas.

"¿Cuántas historias de abuso sexual hemos conocido en Nicaragua, donde el hermano de 15 años se levantaba a tocar a la niña porque el abuelo de éste se levantaba y lo tocaba?, lo hemos escuchado de mucha gente y las  mismas estadísticas lo reconocen, recordemos que Nicaragua ocupa el cuarto lugar en términos de abuso sexual", dijo Mendoza.

Solo el año pasado el Instituto de Medicina  Legal (IML) registró 150 denuncias por abuso sexual, sin precisar cuántas fueron realizadas por niños.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus