•   Siuna, RACCN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al caer la noche del 30 de mayo, Francisco Antonio Urrutia Huerta, de 42 años, descargó todas las balas de una pistola 9 milímetros contra la vivienda de su pareja, Rosibel Arceda Cruz, de 49, a quien asesinó.

Producto de la balacera hirió de gravedad a una menor de 16 años. Acto seguido se disparó en la sien, sin embargo no murió.

El hecho fue confirmado por el comisionado Moisés Ruiz, segundo jefe de la delegación departamental de la Policía Nacional del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú.

El jefe policial detalló que el femicidio se registró a las 11:15 de la noche en el barrio Sol de Libertad de Siuna. Urrutia Huerta realizó 14 detonaciones con un arma que habría hurtado, versión que aún se encuentra bajo investigación.

“Bajo los efectos del licor y haciendo uso de una arma de fuego realizó 14 impactos de bala, de los cuales seis impactaron en diferentes partes del cuerpo de la víctima, que estaba acompañada de la menor Ángela Pérez Sánchez, quien fue alcanzada por cuatro balazos”, detalló el jefe policial.

El comisionado Ruiz explicó que el femicida disparó a mansalva desde la parte exterior contra la vivienda de la víctima. “Se usó una pistola nueve milímetros, hurtada, por lo cual está en investigación. El caso es tipificado como femicidio”, dijo.

Según la versión oficial, tras matar a su pareja intentó suicidarse propinándose un balazo en la sien derecha, por lo cual se encuentra ingresado en el hospital Carlos Centeno bajo custodia policial.

El doctor Carlos Reyes, director de este centro asistencial, manifestó que la condición de salud de la adolescente es grave por el momento, “presenta cuatro heridas por armas de fuego, uno de los disparos le atravesó el cuerpo en la región del tórax perforándole un pulmón, inmediatamente fue atendida por los médicos de turnos y especialistas para su recuperación, aunque aún no se sale de su estado crítico”.

Leonel Lira, un guarda de seguridad del mercado municipal, zona donde se dio la tragedia declaró que primero hubo una discusión entre la víctima y el victimario. “Pero yo lo saqué y le dije que se fuera y se fue. Media hora después apareció con la pistola en la mano disparando contra la vivienda. Después de varios disparos se apuntó a la cabeza y cuando estaba caído en el suelo quería seguir disparando pero el magazín ya no tenía balas”, relató.

Teodora Sánchez Hernández, madre de la menor de 16 años, pidió justicia. “No pueden andar matando a las mujeres”, sentenció. 

Esta sería la 31 mujer asesinada en lo que va de 2016 a causa de la violencia machista, según el organismo Católicas por el Derecho a Decidir. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus