•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Detrás de la operación "Cacique" existía una narconovela, según declaraciones de oficiales de la Policía Nacional que ayer testificaron en el juicio que se sigue contra la modelo tica Kathia Adriana Corella Rojas.

En la continuación del juicio declararon varios policías que con sus testimonios intentaron vincular a Corella Rojas con la agrupación criminal y narcotraficante alegando que ella habría roto con su pareja Walter Pereira Castillo en más de una oportunidad. 

La modelo tica fue arrestada en diciembre en Managua junto a cinco personas más y acusada de pertenecer a una banda de narcotraficantes que operaba en diversos departamentos del país.

Un uniformado dijo en el juicio que entrevistó a una hija de Pereira Castillo y esta manifestó que la relación de su padre con la modelo "tica" era inestable, ya que terminaban la relación y luego la retomaban.

Esta habría dicho a la Policía que en una ocasión llamó a su papá y este le contó que había regresado una vez más con Corella Rojas.

"Ella (la hija del fallecido) me dijo que su papá le había contado que Kathia le había sido infiel y que esa era una de las causas de las sepraciones", dijo el oficial.

Otro policía aseguró que un agente antinarcótico le confió que el vehículo marca Yaris, placas M 231471, que fue abandonado cerca del kilómetro 17 de la Carretera Nueva a León, era usado en otros momentos por la modelo. La defensa de esta ha tratado de desligarla de Pereira Castillo, argumentando que ella ya no tenía una relación con él desde que quedó embarazada de la hija de ambos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus