•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace 20 años, Alcides Centeno, originario de Condega, estaba acostumbrado a sembrar granos básicos, pero sus tierras no eran rentables. Por ello, decidió sembrar pinares en su finca ubicada en la localidad San Nicolás, Nueva Segovia y le ha ido muy bien.

“Este trabajo exige esfuerzos, sacrificios para estar pendientes del crecimiento del bosque y de enfrentar las enfermedades como el gorgojo descortezador. Cuando un ave muere o se seca un árbol que uno plantó siente que se va parte de tu sudor”, detalló Centeno. 

Cuando el agricultor se hizo cargo de su finca había un 15% de pinares y actualmente tiene 90% de bosques de esa especie. La finca de Centeno es forestal, una de las pocas de Nicaragua. 

“La sociedad tiene que castigar a los que despalan y premiar a quienes hacemos buen uso de los bosques. Mi finca tiene un vivero forestal que ha producido 2 millones 25 mil arbolitos en 25 hectáreas de bosque natural de pino”, indicó el productor. 

Centeno participó en un panel organizado por la Universidad Nacional Agraria (UNA) sobre prácticas del “Plan de Manejo Forestal Responsable” como parte de las actividades realizadas en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.  

Recientemente, el asesor presidencial para asuntos ambientales, Jaime Incer Barquero, declaró que en las últimas cuatro décadas el país ha perdido la mitad de la cobertura boscosa con la que contaba originalmente. 

Más conciencia

Otro de los expositores fue Guillermo Castro Marín, profesor de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente de la UNA, quien expresó que un plan de manejo de bosques naturales es un conjunto de actividades relacionadas con la administración de las tierras de vocación forestal. 

Cuando un ave muere o se seca un árbol que uno plantó, siente que se va parte de tu sudor". Alcides Centeno. Productor forestal 

“Los bosques regulan los sitios hidrológicos; son una especie de esponja en las que se infiltra el agua por eso hay que protegerlos. Hay que aprovechar la mayor cantidad de especies comerciales de madera sin destruir el bosque, realizando planes de manejo responsables”,  señaló el docente. 

Por su parte, Telémaco Talavera, rector de la UNA, expresó que es necesario restaurar las zonas degradadas, y hacer conciencia en las familias acerca de la importancia de proteger los bosques que nos generan agua, biodiversidad y vida. 

Marvin Centeno, presidente nacional para la certificación forestal, agregó que la clave es el manejo forestal responsable de los bosques, un recurso renovable que con buen manejo técnico de manera correcta genera bienes y servicios perpetuos. 

Centeno dijo que se trata de extraer los árboles que alcanzan su nivel de madurez, y reponerlos por plantaciones jóvenes para siempre haya madera. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus