Máximo Rugama  |  Josué Garay
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades del Ministerio Público en Estelí continúan realizando diversas diligencias legales para que no haya espacio que permita atenuantes contra Rodolfo José García Valenzuela, alias “El Popo”, el único hasta la fecha detenido y llevado a los juzgados por el crimen contra la joven Xiomara Cruz Torres.

En ese sentido la Fiscalía, solicitó que se les practicara a los padres de la víctima un examen de sangre para incluir los resultados  de las pruebas de ADN que legalmente los acredita como familiares directos de la víctima partiendo también que coinciden con el grupo sanguíneo.  

Tanto la familia como la Fiscalía han solicitado públicamente la pena máxima para el sospechoso.

Sin embargo, el abogado defensor de “El Popo” Harold Antonio Ramírez, insistió en que las autoridades se han adelantado a los hechos señalando que van a pedir condenas de 30 años, cuando el código respectivo señala que las penas van de 20 a 30 años de presidio.

Piden justicia

Los familiares de Cruz llegaron a Managua procedentes de Estelí para realizar una marcha y exigir justicia y una mayor investigación en el caso de la muerte de la joven que pasó durante 48 días enterrada en la casa de uno de sus amigos.

Distintas organizaciones feministas y defensoras de los derechos de la mujer se hicieron presentes para acompañar a la familia. La marcha inició a las 10:00 de la mañana en el Parque la Biblia hasta llegar a las instalaciones de Plaza El Sol.

Heysell Cruz, hermana de la víctima no quiso referirse a las declaraciones que dio en días pasados con respecto a que “no observó algunos órganos de su hermana” cuando llegó a reconocer su cuerpo. Esta semana, Cruz había declarado ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“Cuando exhumaron el cadáver ningún familiar estaba presente porque la Policía lo impidió. 

  • La audiencia preliminar contra "El Popo" está prevista para el 9 de junio.

Después de permanecer diez horas afuera de la casa de “El Popo”, a las 4:00 de la mañana se pudo entrar para reconocer el cuerpo, pero Xiomara no tenía sus órganos, solo hueso y cabeza, nosotros no tuvimos la oportunidad de velar el cuerpo. A lo mejor esto fue por tráfico de órganos”, mencionó entonces la hermana de la víctima.

Detener violencia

“Que se acaben los femicidios en Nicaragua porque nuestras hijas no pueden crecer en un ambiente de violencia, yo vengo con el Colectivo de Mujeres de Masaya”, indicó Sujey Somarriba.

Otra de las personas que acompañaba la marcha era el activista Elvis Salvatierra, del Movimiento Feminista La Corriente, quien manifestó  que “nosotros también nos sumamos por el respeto y la dignidad de la mujer. Pero sobre todo porque la sociedad ponga el ojo crítico y la culpa en los asesinos y no en las víctimas de la violencia machista”, señaló Salvatierra.

Entre pancartas de apoyo a la familia y acusaciones en contra de Rodolfo Valenzuela, alias ‘El Popo’, y frases como: “justicia para las mujeres, justicia para Xiomara”; “cárcel para asesinos y violadores”; “señor y señora no sea indiferente”, llegaron hasta Plaza El Sol.

Sin respuesta

Luego de permanecer por media hora de pie frente a las instalaciones de este complejo judicial y exigiendo a gritos que “Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional atendiera a la familia de Xiomara Cruz Torres, nadie salió a darle respuesta a sus exigencias”, lamentó Mirna Blandón, coordinadora del Movimiento Feminista de Nicaragua.

En tanto Mayra Blanco, prima de la víctima detalló que “por ningún lado a aparecido Farintong Blandón Talavera. Ni siquiera en los juzgados aunque la Policía dice que lo está usando como testigo, nadie sabe el paradero de él”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus