•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las resoluciones que emiten los judiciales generan alegría en algunos y malestar en otros. Por lo general, en un proceso legal hay un vencedor y un perdedor. Para algunos abogados y fiscales la ley es clara y no permite interpretaciones contrarias a su fin, pero para el magistrado Gerardo Rodríguez, presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), la aplicación de la justicia no debe ser tan rígida, ni ciega, sino que debe irse flexibilizando y humanizando.

En abril de este año en los juzgados de Managua se conoció de dos interpretaciones distintas por parte de dos jueces que conocieron sobre un mismo delito.

El juez Henry Morales, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia, benefició con arresto domiciliar al ciudadano José Ramón Morán, a pesar de que la Fiscalía solicitó la prisión preventiva porque este fue acusado de poseer 9.9 gramos de cocaína y una balanza digital con capacidad para 400 gramos.

Según el fiscal del caso, este tipo de hechos ameritan la prisión preventiva, tal y como lo establece la Ley 745 en su artículo 44.

Cabe señalar que el procesado anduvo huyendo 11 meses, pero al final se entregó y decidió enfrentar el proceso legal.

Mientras, en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia, el titular Abelardo Alvir, impuso la prisión preventiva a Cristopher Domínguez, a quien la Policía lo capturó con 21 gramos de marihuana.

¿Por qué ocurre este tipo de situaciones?

Como se dice, cada cabeza es un mundo, o sea cada juez es un mundo diferente de ideas, de valores, de interpretaciones, de cosas que hacen que no siempre de un juez a otro de misma categoría, mismo nivel, mismo rango, misma materia, pues actúe (igual) o tenga la misma percepción de las cosas.

¿Puede haber diferentes percepciones en relación con la prisión preventiva?

Recordemos que el tema de prisión preventiva, por ejemplo, es un tema factual, es un tema de hechos donde cada juez valora una cantidad de hechos, toma en cuenta una serie de factores al momento de tomar la decisión de que si la persona debe ir a prisión preventiva o puede en libertad esperar que el juicio se realice.

¿Qué toma en cuenta el juez al momento de tomar la decisión de dejar o no en prisión a un acusado?

Primero, por ejemplo, antecedentes de la persona, es un elemento siempre que todo juez debe tomar en cuenta; si tiene antecedentes penales, si es primerizo a como se diría en las embarazadas. Segundo, el tipo de delito que comete, la gravedad del delito, entra en valoración la colaboración de la personas con la justicia. No es lo mismo un reo que es rebelde o que se niega a prestar colaboración con las autoridades a un reo que sabe que cometió un delito y que sabe que es sujeto de una pena y colabora con las autoridades.

Otro elemento es la situación física y la situación de la edad de la persona, no es lo mismo hablar de una persona valetudinaria, de una persona de mayor edad, a una persona de menor edad. Cuarto, la educación se toma en cuenta también, es decir no es lo mismo alguien que comete un delito siendo una persona instruida, que se supone que conoce mejor las cosas y las leyes, que una persona que no tiene un nivel de escolaridad alto.

  • Gerardo Rodríguez recordó que hace 15 años los consumidores de droga iban presos y no tenían la opción a una rehabilitación, reinserción en la sociedad y menos al arresto domiciliar. Agregó que ahora se cuenta con límites para considerar el consumo de estas sustancias prohibidas, con el fin de flexibilizar las leyes.

También entra en consideración la situación familiar de la persona, es decir si es cabeza de familia, si tiene hijos, si no tiene hijos, cuántos hijos tiene, etcétera; si el delito fue cometido bajo los efectos de las drogas o del alcohol o si el delito fue cometido en circunstancias pasionales, en donde la persona reacciona de manera violenta. Se toma en cuenta la buena conducta de la persona que es atestiguada por los vecinos, por los antecedentes, por sus compañeros de trabajo… hay una cantidad de cosas de hechos factuales que el juez puede tomar en cuenta al momento de tomar la decisión.

¿Qué pasa cuando se trata de hechos graves?

En el caso de los delitos graves, por ejemplo, si estamos hablando de drogas, puede ser que el juez considere que 10 gramos, 5 gramos, 8 gramos de cocaína o marihuana pues no son lo suficientemente graves, o sea no es lo mismo decir 10 gramos que hablar de 2.3 kilos de cocaína, porque aquí podés estar pensando (que se trata) de un traficante.

¿Cuánto es lo que estipula la ley que puede portar una persona en gramos de drogas para que sea visto como consumo?

Es que la marihuana, el consumo creo está debajo de los cinco gramos, si no me falla la memoria. En el caso de la cocaína, por allí anda.

¿9.9 gramos de cocaína no se vería como consumo entonces?

Es que la ley es así, la ley tiene un límite. Yo te estoy diciendo que puede ser que el juez en un momento diga: “hombe, de cinco a diez gramos la diferencia no es mucha y esta persona no tiene ningún antecedente, no está vinculado con ninguna organización, o sea no hay asociación para delinquir”… una persona por 8 gramos, 9 gramos (de droga que portaba), pues lo aconsejable es no llenar la cárcel y mandarlo a su casa, puede ser y repito frente a todos los hechos que hay que valorar.

¿Cuál es su consideración sobre el argumento que dio la Fiscalía en que en este tipo de delito no cabe el arresto domiciliar?

El que toma la decisión final es el juez, el juez no tiene que atenerse siempre necesariamente a lo que diga la Fiscalía, porque entonces ¿cuál es la función del juez? Valorar lo que dice la Fiscalía y lo que dice la defensa (del acusado).

Pero ante decisiones como esta, podrían llegar a pensar que el juez fue comprado.

De eso no te escapás nunca, de ese señalamiento no se escapa ni San Pedro en el cielo, de que la suspicacia de alguien crea, sospeche, se imagine, pero si no tiene pruebas, o sea, todo el que pierde un juicio considera que hubo mano pachona, que hubo mano abierta, que sé yo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus