•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio de la angustia por no encontrar al recién nacido Betzael, a quien una mujer disfrazada de médico robó del Hospital Alemán Nicaragüense el pasado miércoles, Sayda Maldonado, abuela materna del bebé pidió ayuda a la población para dar con el paradero del niño.

“Pedimos a la población que si sabe algo del niño que avise a la Policía”, imploró Maldonado.

Una de las formas que la población puede ayudar para dar con el paradero del bebé es informando de la aparición de alguna mujer chineando un niño sin que antes se le haya visto embarazada, explicó Maldonado.

La familia del pequeño Betzael ha descartado la posibilidad de pagar recompensa a quien brinde información cierta sobre su paradero. Los motivos, explicó, se deben a que no tienen los recursos económicos para hacerlo y por temor a caer en manos de personas inescrupulosas que los llamen dándole pistas falsas.

Hipótesis

El exjefe de la Policía Nacional, René Vivas, señaló que el robo pudo haber sido realizado por un delincuente “chapucero” o improvisado que planeó el rapto del bebé de manera artesanal; la segunda  de un hecho aislado y la tercera y más grave podría ser  un delito del crimen organizado.

Las autoridades mantienen sigilo sobre la investigación, en la que hasta ahora se desconoce el móvil. Sin embargo, el pasado viernes la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera afirmó que no se escatimarán esfuerzos hasta encontrar al bebé.

Redoblar medidas

El exjefe de la Policía, dijo que después de lo sucedido en el Hospital Alemán Nicaragüense deben mejorarse los controles de entrada y salida a los centros asistenciales.

“Aunque no es fácil sacar a un niño de un hospital, es necesario que se tomen  más medidas de seguridad aunque eso nos incomode a todos”, sugiere el exjefe de la institución policial.

El experto agregó que las medidas de seguridad también deben ser extensivas al personal de los centros hospitalarios, partiendo del hecho que en el robo de este niño quien raptó al bebé se disfrazó de médico.

Además la familia del  bebé  raptado ha señalado que el personal del Hospital Alemán Nicaragüense no porta identificación (carnet)  a la vista de pacientes y familiares.

Riesgo

De no recibir los cuidados y la atención médica pertinente, la salud y estado emocional del recién nacido raptado del hospital Alemán Nicaragüense se verán seriamente afectados, explicó el doctor Rafael Amador, Especialista en Salud y Nutrición del  Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas  (Unicef) Nicaragua.

“La leche materna es la primera “vacuna” que interviene en la salud del bebé, porque su madre produce calostro, muy importante para que el niño no quede expuesto a las enfermedades”, comentó Amador.

El calostro es un líquido segregado por las glándulas mamarias durante el embarazo y los primeros días posteriores al parto; es rica en proteínas y anticuerpos, que actúan como defensa contra las infecciones, además que tiene un efecto laxante que ayuda a las primeras deposiciones del bebé.

Sin atención médica adecuada tampoco se le garantizaría su primera vacuna, que evita formas graves de tuberculosis.

“En la parte emocional no se permitiría ir creando el lazo afectivo entre el niño y la mamá, esto los pone más vulnerables ante situaciones que podrían repercutir de manera negativa en su personalidad a lo largo de los años”, indicó Amador.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus