•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carmen Anabel Cruz, nació en agosto de 1980. Habita en el barrio Memorial Sandino, al suroeste de Managua. Desde pequeña tenía lunares en algunas partes de su cuerpo, pero al llegar a los 25 años le aparecieron de forma repentina dos pequeños círculos oscuros en el hombro.

“Lo curioso es que estos no eran planos, como los demás”, sino que sobresalían de la piel, cuenta.
Una vecina le recomendó visitar a un dermatólogo para quitárselos, pero a Cruz le dio miedo y además “no tenía para pagar lo que me fueran a cobrar”, dice.

Cinco meses después, el par de lunares le estaban dando problemas como picazón, generándole un susto.

  • 11 lunares o más en el brazo derecho aumentan el riesgo de sufrir melanoma en una persona, indica un estudio del King’s College de Londres, Inglaterra.

“Ya hasta mi novio me decía que le parecía raro eso de la comezón. Entonces donde el habitaba había una señora que, además de partera, quitaba lunares sobresalientes y uñeros. Parece que lo hacía para sobrevivir”, comenta Cruz, quien tiene 36 años y es madre de dos hijos, el mayor de siete años y el menor de cinco.

LOS QUE AMENAZAN

Según la doctora Rosa Alvarado, especialista en dermatología, los lunares son crecimientos cutáneos de diferentes tonos, dependiendo de la tonalidad de piel de la persona, aunque en su mayoría son de color negro.

Alvarado señala que “la mayoría de lunares que son planos (que no sobresalen a la piel) son inofensivos, pero hay otros que son protuberantes y estos son los peligrosos. Estos que pueden llegar a provocar cáncer de piel se les llaman melanomas”.

El caso de Carmen Anabel Cruz era justo un melanoma.

Después de oír que la vecina de su novio quitaba “esos lunares que estorban”, Cruz decidió ir para quitárselos.

“Ella me acostó y dijo que me relajara, que todo iba a ser rápido. Cuando sentí el pinchazo de un bisturí y me comenzó a correr sangre. Al final me regresé con vendas para la casa. Me los quitó y solo me cobró en ese tiempo 100 córdobas”, relata Cruz.

SILENCIOSO

Un estudio divulgado en el 2015 por expertos del King’s College de Londres, Inglaterra, señala que las personas con más de once lunares en el brazo derecho podrían tener un riesgo mayor de desarrollar melanoma, mientras que los que tienen más de 100 repartidos en todo el cuerpo son cinco veces más propensos.

De acuerdo con la investigación publicada en la revista British Journal of Dermatology, se conoce que entre el 20% y el 40% de los melanomas surgen a partir de lunares ya existentes, razón por la cual poseer más de un centenar debe ser objeto de análisis.

La doctora Alvarado, de la clínica Profamilia en Rivas, expresa que la mejor opción para quitar los lunares melanomas son los dermatólogos, “porque nosotros hacemos estudios patológicos y una biopsia (extracción de piel para usarla como muestra). El precio estándar puede andar entre 50 y 100 dólares, dependiendo del tamaño y la zona donde esté”.

  • Los expertos consideran al melanoma como el cáncer de piel más agresivo. Puede aparecer en lunares y se extiende en el sistema linfático o vasos sanguíneos.

Asimismo, indica que una persona puede detectar si un lunar es maligno o no, percibiendo si tiene una misma coloración, ya que no pueden ser mitad negro y mitad café.

Además, deben tener la misma asimetría, es decir el mismo tamaño. Tampoco pueden aparecer  repentinamente y no deben dar picazón, “si es así se trata de un melanoma”.

La historia de Carmen Anabel Cruz continuó. “Después que la señora me los quitó, la picazón siguió, la zona se me inflamó un poco y se pusieron entre un color café y rojizo. Hasta que decidí ir al Centro Nacional de Dermatología Doctor Francisco Gómez Urcuyo”, lugar donde le diagnosticaron y dieron tratamiento al inicio del cáncer de piel.

El Nuevo Diario se comunicó con este Centro Nacional de Dermatología para verificar los casos mensuales de lunares cancerígenos, pero únicamente dijeron que “ellos no van a estar hablando sobre eso”. Representantes de algunas clínicas privadas, consultadas por El Nuevo Diario, coincidieron en que atienden entre 10 y 15 casos mensuales.

Los factores  que producen cáncer

EXPLICACIÓN. La doctora Jimena Castilblanco, dermatóloga de la Clínica Juan Pablo II, menciona que entre los factores que producen lunares cancerígenos se encuentran: los antecedentes de algunos familiares que hayan sido detectados con lunares malignos, la sobre exposición al sol y la radiación, e incluso el exceso de melanina en el cuerpo.

La especialista recomendó aplicar bloqueadores, no exponerse demasiado tiempo al sol (en este sentido explica que las personas del campo son bastante propensas), evitar estar demasiado tiempo bajo las lámparas, computadoras o demasiado resplandor y visitar al médico si ve irregularidades de lunares en su piel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus