•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional difundió ayer el identikit de la mujer que raptó al recién nacido del Hospital Alemán Nicaragüense el pasado miércoles 1 de junio y solicitó la colaboración de la población para capturarla y que responda por el delito cometido. En tanto, familiares del infante no pierden la esperanza en recuperarlo.

Basados en testigos que aseguran haber visto a la raptora, la mujer fue descrita como de piel morena, complexión recia, ojos café oscuros y cabello negro y de aproximadamente 1.60 metros de estatura. Podría tener entre 40 y 45 años de edad.

La información policial señala que al momento del hecho, la mujer vestía pantalón tipo pijama -como la que usan los médicos- color azul, blusa estampada, zapatos tenis de color blanco, gorro de color celeste y una gabacha de color blanco. La Policía solicita a las personas que conozcan a esta mujer que la denuncien a través de la línea de emergencia 118.

El bebé de 12 horas de nacido fue robado de los brazos de su madre por una supuesta doctora que le aseguró que le pondría una vacuna. Este es el tercer hijo de Marianela Flores. 

Continúan investigando 

La comisionada mayor Vilma González, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, dijo que las investigaciones en este caso continúan, pero no dio mayores detalles de los avances.

Azael Orozco Jarquín, de 30 años y padre del niño raptado, aseguró que la Policía no les había dado información sobre el avance de las investigaciones y que desconoce si han retenido a alguna persona. Expresó que este hecho les ha traído muchos inconvenientes.

“Mi esposa de salud sigue en lo mismo, mi suegra piensa que hasta puede quedar loca por todo esto que está pasando y eso es algo que no queremos que pase. Lo que ha dicho la directora del hospital es que supuestamente la iba a atender una psicóloga”, dijo Orozco.

Dijo que desconoce si los funcionarios del Hospital Alemán Nicaragüense sancionaron a algún trabajador del lugar por este hecho, pero agregó que el sábado reciente pudo observar que el vigilante que permitió salir a la mujer con su hijo aún está laborando en el centro asistencial.

El Nuevo Diario llamó a la directora de dicho hospital, Xinia Saballos, para conocer si han tomado medidas correctivas para evitar que se repitan este tipo de tragedia, pero no contestó.

No era de el de Honduras 

Extraoficialmente El Nuevo Diario conoció que en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía fueron retenidos para ser interrogados una enfermera y el vigilante del hospital que estaban de turno cuando ocurrió el hecho.

Los familiares del niño robado tenían la esperanza de que su pariente fuera el mismo que el pasado 1 de junio apareció abandonado en San Pedro Sula, Honduras, pero según una fuente policial las pruebas de ADN practicadas en el infante dieron negativas.

“He escuchado que algunas personas piensan que yo mismo lo rapté, yo jamás raptaría a mi propio hijo, es imposible. Posiblemente podría ser trata de personas porque hay personas que a eso se dedican, a andar perjudicando a las familias”, afirmó Azael Orozco.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus