•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

José Alexander Sánchez Centeno se declaró culpable en la audiencia preliminar por el delito de parricidio en perjuicio de su abuelo José Rufino Centeno Ocón, de 88 años.

Freddy Rizo, Huerto, el abogado defensor, alegó que por economía procesal su defendido aceptó los cargos y pidió que se debatiera la pena.

Sánchez Centeno mató a su abuelo el pasado primero de junio en una comunidad ubicada a cinco kilómetros de Matagalpa. De acuerdo al relato del Ministerio Público, José Alexander llegó en completo estado de ebriedad a la casa de su abuela  Nelly Velázquez Herrera.

Tras pedir a gritos que le abrieran la puerta, José Rufino se levantó a reclamarle a su nieto por el escándalo y este reaccionó violentamente, le tiró una taza de vidrio que le lesionó el ojo derecho, posteriormete sacó un punzón que estaba debajo del colchón y le propinó la estocada mortal. 

Según el forense, el objeto punzante se introdujo en el lado frontal derecho de la cara y penetró en el cráneo afectando el hemisferio derecho del cerebro, lo que le causó la muerte de forma instantánea.

Por este delito el Ministerio Público exigió a la jueza Josefina Vázquez la pena máxima de 25 años. En tanto la defensa pidió que se tome como atenuante la aceptación de los cargos por parte de José Alexander y además solicitó una evaluación psiquiátrica.

El 14 de junio se conocerá la pena que le impondrán al parricida. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus