•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de tres taxistas han sido víctimas mortales de la delincuencia en lo que va del 2016, según un recuento elaborado por El Nuevo Diario (END).

Los últimos casos graves en el gremio del volante son el secuestro de Fausto Urbina River,a en Siuna, y la desaparición de Walter David Navarro Corrales, de 28 años, reportado como desaparecido por su cuñada Reyna Areas, de 38 años.

Según Areas, su cuñado despareció desde la noche del miércoles 1 de junio, cuando salió desde su casa de habitación, ubicada en el reparto Motastepe.

Ayer, un vigilante de la Mina Sandino se encontró con el cuerpo de un hombre en estado de descomposición en medio de unos matorrales, por lo que dio aviso a la Policía de ese sector. Hasta el lugar llegaron los uniformados a realizar las respectivas investigaciones, pero también los familiares del cadete de taxi.

“La última vez que lo vimos fue como a las siete de la noche, él dijo que iba a hacer un recorrido en el carro que le daban para taxear, pero no dijo a quién y dónde lo haría, por las cosas que tiene ese cadáver creemos que se trata de él”, dijo Areas.

¿Será walter?

El cadáver encontrado la mañana de ayer en un predio montoso, en la entrada a la Mina Sandino, ubicada en el municipio de Ciudad Sandino, estaba en estado de descomposición y parecía haber sido arrastrado hasta el sitio. Vestía pantalón color negro, camisa color rojo y zapatillas color café. Tenía una cadena en el cuello y una pulsera en la muñeca izquierda; fue encontrado con las manos atadas y en una de las bolsas del pantalón portaba documentos personales. 

El jefe de la Policía del Distrito 10, comisionado mayor Donald López, se limitó a decir que investigan el caso, pero que aún no sabían la identidad del fallecido. Cabe destacar que el taxi conducido por la víctima aún no aparece.

El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para realizarle una autopsia y determinar las causas de la muerte. 

END solicitó a la División de Relaciones Públicas de la Policía las cifras de taxistas que han muerto a manos de la delincuencia y los que han sido víctimas de robos, pero no obtuvimos respuesta. 

Secuestro en Siuna 

Otro trabajador del volante que no pudo escapar a la delincuencia el domingo reciente fue Fausto Urbina Rivera, de 18 años. Tres delincuentes le robaron 650 córdobas, un celular valorado en 3 mil córdobas y lo mantuvieron secuestrado por algunas horas, en el municipio de Siuna, Caribe Norte. 

El subcomisionado Noel Valle Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, detalló que el taxista fue abordado en el barrio Jorge Navarro por dos mujeres y un hombre, quienes le solicitaron traslado a la comunidad de Mongallo. 

“Él accedió trasladarlos por C$250, al pasar exactamente por la comunidad de Santa Emilia, el sujeto le pidió detenerse para realizar sus necesidades fisiológicas, fue en ese momento en que este sacó una arma de fuego tipo pistola y le apuntó en la cabeza, acto seguido lo amarró con las manos hacia atrás y los pies, para posteriormente seguir con dirección a Rosita, al llegar a Yaoya se desviaron hacia la comunidad de Floripón, antes de llegar al río lo dejaron y se regresaron”, explicó.

El vehículo es un Yaris, color beige, placa M071734. Los elementos corresponden a las características de “mujer piel blanca, baja, amarrada la cabeza con una bufanda, la otra mujer, de piel morena, alta, delgada, portaba una bufanda; el hombre era bajo, moreno, pelo crespo, vestía una sudadera de color azul y gorra”, detalló.

Otras muertes 

El pasado 18 de febrero de este año, en el barrio Laureles Norte, el taxista Orlando Alejandro Herdocia Sánchez, de 31 años, apareció asesinado en una de las calles. El taxi, placas M 063 43, fue encontrado minutos después del hallazgo del cadáver, pero en el barrio Domitila Lugo. 

En otro caso, el pasado 29 de enero de 2016, el taxista Jessy Rolando Sánchez Palacio, de 25 años, fue ultimado a balazos, luego de que dos sujetos lo contrataron para un viaje de Rosita a la comunidad de Banacruz. Al llegar al lugar, el joven le cobró el viaje y uno de los delincuentes le dio tres disparos. Este fue llevado a un centro asistencial, pero no resistió. La víctima era el sustento de su familia.

Fenicotaxi: "Delitos contra taxistas son mínimos".​

Carlos Larios/ 

Reynaldo Bermúdez, tesorero de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicotaxi), aseguró que cuentan con 1,300 afiliados y que de estos apenas dos han reportado haber sido víctimas de robo en lo que va del año. Otros han escapado de las garras de la delincuencia, pero no precisó una cantidad.

“Otros taxistas que están afiliados a nosotros han sido intimidados (por la delincuencia), pero al final se han logrado salir de la situación. Es muy poca la información que tenemos sobre lo que la delincuencia le ha hecho a los nuestros. Nosotros siempre nos hemos puesto a disposición de la Policía para trabajar coordinados con ellos, y sin embargo han tenido su propia forma de darle protección a la ciudadanía”, dijo Bermúdez. 

Taxistas deben estar atentos

El tesorero de Fenicotaxi recomendó a los taxistas no montar a parejas que hagan la parada en lugares solitarios, no llevar a otro pasajero que aparezca sobre la ruta y ofrezca una dirección similar al que ya va en el vehículo, no trabajar en horarios de la noche y la madrugada si no es necesario, no montar a personas que anden bajo la influencia del alcohol y las drogas, buscar pasajeros que están en lugares públicos y que presenten una buena actitud, y buscar ayuda de otros colegas en caso de ser víctimas de la delincuencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus