•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nicaragua cuenta con arrecifes de coral en ambas costas. En el Pacífico la mayor concentración está en el Corredor del Coral, que va desde Chacocente, en Jinotepe, Carazo, hasta la frontera con Costa Rica, se le ha llamado así porque hay grandes cantidades de coral en colonias pequeñas que están dispersas en toda esa zona. En San Juan del Sur se puede apreciar los corales a tan solo tres kilómetros de la costa.

En el Caribe, están en aguas poco profundas y dispersos por toda la costa, especialmente en los Cayos Miskitos, los Cayos Perlas y Corn Island.

El biólogo marino Fabio Buitrago asegura que en el territorio que Nicaragua recuperó con el fallo de La Haya en noviembre de 2012, hay una enorme cantidad de corales en aguas poco profundas, sin embargo estos aún no han sido explorados.

Los corales están a profundidades hasta donde llegue la luz, en el Caribe se puede llegar a 30 metros y todavía hay suficiente luz, en cambio en el Pacífico a 15 metros casi no hay luz, explicó Buitrago.

Las arrecifes de colares en el Caribe también son más extensos que los que están en las zonas del Pacífico por la claridad del agua. El hecho de que el agua tenga mayor claridad y menos turbidez, permite que la luz llegue a más profundo.

Según Buitrago, los arrecifes de coral del Caribe de Nicaragua son tan extensos que probablemente tengan más de los 130,000 kilómetros cuadrados que tiene el territorio nacional.

El territorio recuperado en el fallo de La Haya fue declarado por la Unesco en el año 2000 como Reserva de Biosfera Seaflower.

Cómo conservar los arrecifes

  1. Desde el plano individual lo mejor que se puede hacer es no botar basura, porque esta termina en los cauces, ríos, lagos, lagunas y después en el mar y toda esta basura cae encima del coral y lo mata.
  2. Usar productos que se desintegren fácilmente y tratar que todos los desechos líquidos como aguas negras, aguas servidas, aguas jabonosas y todos los productos que lleven algún tipo de químico, no vayan a parar al mar.
  3. No comprar productos que se deriven del coral, por ejemplo se comercializa bastante los corales para hacer cadenas o pulseras, incluso los usan en las casas, oficinas y hoteles como decoración.
  4. El Estado debería promover el buceo en el país para dar a conocer los arrecifes coralinos que se posee.
  5. Enseñar a la población a construir arrecifes de coral artificial, lo cual es una especie de reforestación marítima, que permitiría el aumento de la diversidad de las especies.
  6. Dar seguimiento a los arrecifes de coral artificiales, para tener un control de su proceso de desarrollo.
  7. Tener un control de la pesca para que especies que están en peligro de extinción no se vean afectadas.
  8. Explorar los sitios que podrían tener colonias de corales, para hacer un estudio y promoverlo como un destino turístico.
  9. Vigilar los ecosistemas marinos para proteger y conservar las especies.
  10. Hacer un seguimiento continuo de lo que ocurre con los arrecifes de coral, para tener un control de las especies marinas y conocer si las poblaciones aumentan o disminuyen, esto permitiría saber si están ocurriendo cambios en el ecosistema.

Los corales

Los corales no son plantas, son animales que forman colonias. En una colonia se encuentran millones de corales unidos, todos formando un hueso duro y blanco que es lo que se conoce como el caparazón del coral. Para poder sobrevivir el coral necesita aliarse con una alga que se llama Zooxantela. El color que tienen los corales es básicamente por el alga a la que se ha unido, el coral por sí mismo no tiene color.

Artificiales

En Nicaragua se han construido cinco arrecifes artificiales de coral, cuatro en el Pacífico y uno en el Caribe. Estos arrecifes con el paso del tiempo se han convertido en una zona rica en biodiversidad marina donde antes solo había arena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus