•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Salomón Exequiel López Medrano y Walter Adrián Garay, de 15 y 14 años de edad respectivamente, mejoran tras la deshidratación que sufrieron luego de perderse en las faldas del volcán Cosigüina.

Ellos se encontraban junto con su compañero Francisco Mondragón. Todos son originarios de la comarca rural “Los Paniquines”, y andaban de cacería.

No hubieran corrido la misma suerte si Mondragón, el de mayor edad en el grupo, no hubiese tomado la decisión de bajar a pedir ayuda.

Según reportes del Cuerpo de Bomberos, los adolescentes presentaron signos de agotamiento y la piel dañada por las picaduras de insectos, por lo que fueron atendidos en el centro de salud “Teodoro King”, de El Viejo.

Esta es la tercera ocasión en que contingentes de la municipalidad de El Viejo y la Asociación Civil de Bomberos se movilizan para buscar personas que se pierden luego de subir al cráter del Volcán.

“He subido por lo menos en 160 ocasiones. No es difícil para el que conoce la zona. Es un error creer que porque la panorámica se ve muy cerca, se puede escalar sin problemas. A veces los caminos de “mula” cambian. Las correntadas cortan los caminos. La caída de un árbol te puede desviar de la ruta fácilmente”, explicó Luis Rafael Gasteazoro Campos, productor de la zona.

Gasteazoro Campos recomendó el uso de guías turísticos. “Sale más económico pagar C$200 o C$300 a un conocedor de la zona”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus