•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras el terremoto de 6.3 en la escala de Richter, que sacudió la noche del jueves, las autoridades de salud del Hospital Alfonso Moncada Guillén, evacuaron a los pacientes y fueron ubicados en la Escuela de Enfermería y en el edificio anexo de consultas externas.

Luis Emitió Olivas del centro hospitalario, dijo que este viernes recibieron la orientación de dar de alta a los pacientes más estables y solamente quedarse con los más inestables.

Casas vulnerables

Cinco casas resultaron con fisuras informó Carlos González, del benemérito Cuerpo de Bomberos del departamento de Ocotal, quien indicó que parte de la infraestructura de algunas viviendas es de adobe.

Cristian Calderón, del barrio Hermanos Zamora, mostró dos dormitorios afectados y ahora solicita ayuda a las autoridades de gobierno, porque la casa ha quedado vulnerable ante futuros eventos. “Nunca le hemos pedido ayuda al gobierno, pero ahora sí, porque el medio de trabajo que es esa ventecita, no me da para hacer una casa nueva” expuso.

Pobladores del departamento de Nueva Segovia, no acostumbrados a percibir temblores de tierra, ante los anuncios de la venida de las réplicas, pasaron muchas horas levantados para retomar la confianza e ir a dormir.

Nerviosismo

Algunas personas como Amparo de Jesús Montano, del barrio Hermanos Zamora de Ocotal, creyeron que se trataba del perro de la casa que les tocaba por debajo de la cama o de las sillas. Pero, tras confirmar que se trataba de un sismo evacuaron de sus hogares con nervios.

Mientras que la joven Karla Zamora optó por irse a la casa de su suegra y asegura que “había nerviosismo y casi no dormimos”.

Reymundo Antonio López López, también manifestó afortunadamente la fuerte vibración terráquea no afectó al fluido eléctrico ni las telecomunicaciones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus