•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una nueva técnica para hacer visible la luz infrarroja podría aumentar la potencia de la resolución de los microscopios, según un estudio publicado por la revista especializada “Science”.

Científicos de la Universidad en Marburgo, en Alemania, han desarrollado un compuesto que transforma la luz infrarroja en una banda ancha de luz blanca.

Así, se consigue de una forma barata una luz eficiente en cuanto a su capacidad de alumbrar y generar visibilidad suficiente a los ojos humanos.

El mayor valor añadido de esta nueva luz es que conserva de los rayos infrarrojos la direccionalidad, lo que significa que es mucho más precisa que la luz blanca pura.

 
ESTAÑO Y SULFURO

El equipo de investigadores, liderado por el doctor Nils Wilhelm Rosemann, espera que esta cualidad se pueda aprovechar para hacer más precisos los microscopios que se usan para estudios de laboratorio que requieren de alta ampliación y resolución.

El nuevo compuesto químico está basado en estaño y sulfuro y tiene una estructura de diamante recubierta de una especie de escafandra orgánica.

Cuando un láser dirige un haz de luz infrarroja a este compuesto químico, la estructura en forma de diamante altera la longitud de onda de la luz.

La consecuencia de esta alteración es que la luz se vuelve intermitente, siguiendo una frecuencia que el ojo humano es capaz de captar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus