•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque todos los días vemos en los semáforos, calles y mercados, a niños, niñas y adolescentes haciendo alguna actividad para ganar dinero, el mayor peso del trabajo infantil en Nicaragua sigue estando predominantemente en el área rural.

Esto se debe a la vocación agrícola del país y a la severidad de la pobreza que afecta a las familias en el campo, dice Mayela Cabrera, Coordinadora del Proyecto de Educación de Save the Children.

Hay esquemas culturales que le asignan al trabajo un valor formativo, de ahí que los niños inicien tempranamente su participación en labores agrícolas, generalmente acompañados de sus propios familiares”, señala la experta.

En 2012, según la Encuesta Continua de Hogares III trimestre de ese año del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), en el país había 1,275,834 niños menores de 18 años. De estos, 396,118 tenían un trabajo remunerado o no. Esta es la última cifra oficial sobre el trabajo infantil en Nicaragua.  

El sector agropecuario era entonces el más elevado, con una población estimada de 135 mil menores (54%), seguido por el comercio con 51 mil menores (20.9%).

También en mercados

Según datos del Instituto Nicaragüense de de Promoción Humana (Inphru), en los mercados de Managua hay al menos 1,100 niños trabajadores. Uno de ellos, es Kevin Alexander Urbina González, quien vende frutas y agua helada en el sector del Gancho de Caminos del mercado Oriental desde los once años.

El Oriental, en los últimos cinco años se ha convertido en el lugar donde pasa al menos ocho horas del día junto a su mamá y su hermana de 15 años. La jornada de trabajo de 8 a.m. a 5 p.m. le dificulta continuar sus estudios, aunque asegura tampoco puede concentrarse en clase.

“Llegué hasta primer grado, leer sé medio medio y escribir poquito”, confiesa el ahora joven de 14 años y agrega que algún día le gustaría volver a la escuela.

Esfuerzos

El exprocurador de la Niñez y la Adolescencia, Carlos Emilio López, reconoció que aunque se ha avanzado, todavía hay muchos niños trabajadores.

López dijo a una emisora capitalina para erradicar el trabajo infantil es necesario eliminar la pobreza, y en el caso de Nicaragua, el Ministerio de Trabajo (Mitrab) realiza labores de prevención y crea conciencia en los padres de familia para que no envíen a sus hijos a trabajar.

“El Ministerio de Educación ha ampliado la cobertura, la calidad y la diversificación de sus programas en el campo para combatir el trabajo infantil”, indicó López.

En ello coincide la coordinadora de Educación de Save the Children, quien apunta que el Estado ha avanzado en la aprobación de leyes e implementación de políticas públicas para prevenir el trabajo de niñas y niños menores de 14 años y proteger los derechos de adolescentes trabajadores, así como en la articulación de esfuerzos interinstitucionales para garantizar su escolarización y protección frente a situaciones que amenazan o vulneran sus derechos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus