•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Brigadas médicas gubernamentales se presentaron el fin de semana reciente en Chinandega para atender a las familias chinandeganas afectadas por el terremoto de 6.3 grados de magnitud que se registró el pasado jueves. 

“El primer nivel de respuesta está siendo cubierto para aquellas familias que tienen averías en el techo con el plástico negro, pues está lloviendo, ahorita está lloviendo torrencialmente me reporta la compañera Guiomar (Irías, presidenta del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, Inifom)”, explicó ayer Rosario Murillo,  coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

En un rango de 15 kilómetros alrededor del epicentro del terremoto, que se localizó a siete kilómetros de Puerto Morazán, hay 32 comunidades donde habitan 37,000 personas, precisó. 

“Desde ayer (sábado) están brigadas médicas desplazándose en Tonalá, Puerto Morazán, Ranchería, comunidades de Somotillo, acompañando a las familias y explicándoles que es normal estar asustados en momentos como estos”, agregó Murillo.

Más brigadas 

Explicó igualmente que el gobierno ampliará el número de brigadas médicas. Al respecto,  indicó que el último sábado se atendieron a más de 250 familias. De tal forma que con las nuevas brigadas se piensa cubrir las 32 comunidades y los 38,000 habitantes.

El gobierno ha dotado de frazadas y kits de higiene personal a las familias del departamento de Chinandega que fueron afectadas por el sismo y sus réplicas. 

Las ministras de Salud, Educación y Defensa del Ambiente recorrieron la zona ayer. En el lugar también permanecen el codirector del Sinapred, Guillermo González, y la presidenta del Inifom, Guiomar Irías.

Réplicas 

Rosario Murillo indicó que se siguen registrando réplicas en Chinandega y que muchos sismos han sido sentidos en todo el país. En el caso de Chinandega, se sigue evaluando los daños en las viviendas.

Por ello el gobierno anunció que “estamos conversando con las familias, explicándoles que los niveles de respuesta frente a una situación como esta tienen que ver con la cuantía de los daños y tienen que ver también con los distintos momentos”, dijo Murillo.

El presidente Daniel Ortega está valorando la reanudación de las clases en Chinandega, suspendidas desde que se registró el terremoto, pero depende de la cantidad de sismos que se presenten y las condiciones en que se encuentran los centros educativos. Murillo señaló que no hay registro de daños graves en las infraestructuras de los colegios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus