•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entró a la universidad a los 15 años y tendrá su primer título justo después de alcanzar la mayoría de edad. Se llama Esther Gutiérrez y estudia marketing en una universidad capitalina. Ella sabe que forma parte de una generación a la que llaman “milénica” por haber nacido después de 1980. 

“No considero que ‘milénico’ sea un término despectivo, aunque no hace bien ni mal, y si es para clasificar o identificar a los consumidores está bien”, dice la adolescente de 16 años que después de estudiar quiere un trabajo, solo para ganar experiencia y después montar su propia agencia de publicidad para "ayudar a las empresas a superar obstáculos de mercadeo".

En una entrevista vía Facebook, Gutiérrez describe a su generación como un grupo de jóvenes “muy influenciados por muchas tendencias. No hablo solo de moda sino de formas de actuar, pues he observado que no somos fieles a nuestros propios gustos o criterios, hablamos lo que las personas o la sociedad espera que hablemos; estamos tan llenos de estereotipos que tendemos a ser falsos y me incluyo porque sería mentirosa si digo que no he sido influenciada por más de una tendencia”.

Para la adolescente universitaria, sus prioridades están muy claras como su vida social: “La mayor parte del tiempo me doy cuenta de noticias a través de las redes sociales, Facebook específicamente, trato igual de dedicarme a estudiar en mi casa, por las mañanas y mi tiempo libre lo dedico a mi iglesia”.

A pesar de la claridad en su proyecto de vida, los jóvenes como Gutiérrez no tienen una gran ventaja como generación. Karla Parrales Pavón, Presidenta de la Asociación de Ejecutivos de Recursos Humanos de Nicaragua (Aerhnic), considera que en el mercado laboral “no solo importa ser millennial, porque conseguir un empleo incluye cumplir con los requisitos que la empresa tiene definido en los perfiles de puesto. Ser una persona de esta generación no te asegura que tienes garantizado un trabajo”.

Sin embargo, la mayoría de las empresas están claras que deben atender y entender a esta generación, pues en algunas firmas el 50% de su personal son milénicos, por lo tanto están interesadas en comprender lo que les motiva, explicó Parrales.

Importancia de estudios 

Lo que mejor califica a esta generación no es la edad, sino, que son jóvenes con más estudios que sus antecesores, también su seguridad a la hora de asumir retos. Parrales confirma que ellos no tienen problemas en recibir mayor responsabilidad, lo ven como un potencial para desarrollar sus destrezas y talentos.

¿Tienen las empresas preferencias por los millennials que por las personas de otra época? Según Parrales, todo depende de la cultura específica de la firma, pero los negocios de mayor éxito combinan el potencial de diferentes generaciones. Con todo, esta generación tiene gran potencial de convertirse en los trabajadores más productivos de la historia, las empresas buscan de ellos compromiso, que puedan desarrollar sus talentos.

Parrales sostiene que ellos están creando y desarrollando un paradigma laboral que todavía no es muy entendido por las generaciones anteriores que se encuentran en posiciones claves de poder. 

Ana Carolina Alfaro, coordinadora de Programas del área de Emprendedores Juveniles del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE) valora que estos jóvenes nicaragüenses también se enfocan en procesos de producción tradicionales, porque se requiere mayor inversión en la temática educativa para impulsar los proyectos vinculados a las Tecnologías de la Información. Conectados

Planes 

En estos momentos, Emprendedores Juveniles del INDE ejecutan cuatro proyectos en las cabeceras departamentales del país, en los que se involucran unos 1,500 muchachos. Alfaro conversó sobre  el  tema, destacando las tendencias de negocios y la expectativa de los jóvenes.

En el caso de Emprendedores Juveniles, apoyan las iniciativas más tradicionales, las que se ven en los mercados, como el tema de las reparaciones y mantenimiento de equipos tecnológicos. En este momento la ejecución de proyectos no aplica para otro tipo de negocios, sino para ayudar a los jóvenes a tener empresas que les permita generar ingresos más rápido. 

  • 1,500 jóvenes están involucrados en proyectos de emprendedurismo del INDE.

"Recordemos que el tema o mercado de las aplicaciones tecnológicas  o  de software es global, porque existen ya sistemas establecidos, como por ejemplo el Android. Todavía hay que trabajar mucho para poder competir con empresas de este tipo y falta mayor capacitación en la temática para la juventud del país”, sostuvo Alfaro.

Aunque hay jóvenes interesados porque les encanta la tecnología, las propuestas de aplicaciones podrían ser competitivas en el país o a nivel mundial, solo si se prepara mejor a los milénicos. 

Iniciar un negocio es difícil, las ganancias se van a ver tal vez después de un año o más. Ellos nos hablan y nos dicen que quieren una empresa que les genere 500 dólares mensuales por los menos, como utilidad personal. Las expectativas salariales de los jóvenes oscilan entre 500 a 1,200 dólares, en dependencia al tipo de negocios. 

"Hay personas a las que no les gusta estar sentadas o haciendo lo mismo todos los días y esos son los verdaderos em

  • 50 por ciento del personal de algunas empresas, pueden ser milénicos.

Agregó también que “estamos de acuerdo en que eso sucede. Hay que apostar más a la educación técnica. En Emprendedores Juveniles se ofrecen cursos de habilitación técnica en textil vestuario y agro negocios, vemos la necesidad de crearnos como una institución acreditada a Inatec y estamos en ese proceso. Mientras los jóvenes de la Costa Caribe expresan que el mayor problema que tienen es el tema de la educación, porque no es una educación de calidad”. 

Empleados y empleadores 

Karla Parrales, presidenta de Aerhnic, explica que no es posible asumir o esperar que esta generación se adapte a los marcos laborales concebidos por la generación de “Baby Boomers”, donde las motivaciones mayores eran de carácter extrínseco y trabajaban con una mentalidad de pertenencia, por la seguridad en el empleo que esperaban. Esta generación que está entrando al mundo laboral está en la búsqueda de algún significado en la vida personal y laboral, quieren ser parte de algo importante en su trabajo, en su familia o en ellos mismos. Las organizaciones tienen que trabajar para poder comprometer a esta generación en estos aspectos.

  • 43 por ciento de la población electora nació después de 1982, según CID-Gallup.

“Hay empeño (de los milénicos) en el emprendimiento turístico, en la agroindustria, en tecnologías de la información y proyectos tradicionales como textil vestuario, esas iniciativas se han definido como sectores prioritarios para ellos, afirma Ana Carolina Alfaro, coordinadora de Programas del área de Emprendedores Juveniles de INDE.

Existen también propuestas en áreas de tecnología, los milénicos mencionan las aplicaciones móviles y presentan propuestas como de elaboración de software, pero básicamente se apoyan los proyectos que se presentan en las tareas de reparación y mantenimiento de celulares o computadoras. "Todavía, desde nuestra cobertura,  no hemos apoyado esas iniciativas, pero los jóvenes están interesados”, constató Alfaro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus