•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las Meliponas, esas diminutas abejas sin aguijón, son el nuevo atractivo de estudiantes y turistas que visitan el bosque de la Reserva Silvestre Privada Concepción de María, en Dolores, Carazo.

Reunidas en un apiario o colmenar, estas pequeñas abejas productoras de miel son el mejor testimonio de la salud del bosque en que habitan, ya que ellas son las encargadas de polinizar las flores de todos los árboles que crecen en la reserva y fuera de ella.

Concepción de María es una finca de café bajo sombra con una extensión de 85 manzanas. En los años 70 fue arrasada durante la aplicación del plan Conarca para erradicar la roya, pero gracias a sus nuevos dueños que la reforestaron el sitio ahora renace en cada árbol de mango, ceiba, chilamate, roble, madroño, sacuanjoche, guarumo y cientos de especies de orquídeas, que con sus aromáticas flores atraen a las meliponas y otras especies de abejas.

Impulsan programa

La creación de este meliponario forma parte del programa de educación ambiental de la reserva y el Ministerio de Educación a través del proyecto aula verde, que consiste en educar en el amor, cuido y protección de la naturaleza desde el bosque mismo, según palabra de la señora Consuelo Chamorro de Rappaccioli, propietaria de la Reserva.

Yo no concibo un mundo desértico, un mundo sin árboles, enfermo, sin animales, por eso este bosque, creado a través del trabajo de 30 años, es parte de esta aula verde”. Consuelo Chamorro de Rappaccioli, propietaria de la Reserva.

“Yo no concibo un mundo desértico, un mundo sin árboles, enfermo, sin animales, por eso este bosque, creado a través del trabajo de 30 años, es parte de esta aula verde, porque vivir el aula verde dentro de paredes de concreto no es la realidad; vivir un aula verde rodeado de un bosque es lo que estamos proyectando y esta reserva es un bien para todos, porque está dando oxígeno a 55 mil personas y está infiltrando miles de metros cúbicos de agua que abastece las cuencas y sub cuencas de los municipios aledaños”, señaló Chamorro de Rappaccioli.

Estudiantes de los colegios del municipio de Dolores y otros departamentos son los principales beneficiarios de este proyecto educativo, ya que además de estar en contacto directo con la naturaleza, conocen y aprenden un poco de estos pequeños insectos voladores, que con su esforzado y paciente trabajo, elaboran una de las mieles más ricas y nutritivas del mundo.

  • Entre las próximas actividades en este lugar se incluye la conferencia sobre técnicas de manejo del bosque, que impartirá un experto japonés; un concurso de pintura y reciclaje, y un taller de elaboración de bonsái.

“Hay que recordar que una abeja realiza 5 mil viajes para elaborar una onza de miel, por eso es la importancia de la conservación de la biodiversidad, hay que sembrar árboles y flores para atraerlas, porque sin arboles ellas no pueden existir”, dijo Janeth García, coordinadora de gestión de la reserva.

Orquídeas 

García destacó que las abejas meliponas son sociables y normalmente viven en medio del bosque, en troncos. Pero además del aporte a la polinización de las plantas, la miel que producen estas abejas tiene muchas propiedades medicinales, ya que se utiliza para bajar el estrés, calmar los nervios, dolores de cabeza, gástricos y también se usa por su acción antibiótica en el tratamiento de heridas, señaló la coordinadora.

Otro atractivo que ya está abierto al público es un orquideario, donde existen más de 50 especies que se han extraído del bosque y reunido en un solo lugar para que los visitantes las puedan observar y sentir la fragancia de sus exóticas flores.

  • 5 mil vuelos realiza una abeja para elaborar una onza de miel.

Además de las abejas y orquídeas, los visitantes también tienen la oportunidad de recorrer los senderos de la reserva, donde pueden observar hasta 52 diferentes especies de aves nativas y migratorias que han hecho de este bosque su hábitat natural o temporal durante sus travesías.

Aquí también se puede hacer cabalgatas en dóciles yeguas y caballos durante el día o la noche, para observar las especies de animales de vida nocturna, como los cusucos, conejos, venados, lechuzas y otros.

  • 55 mil personas son beneficiadas con el oxígeno de la Reserva.

¿Cómo llegar?

UBICACIÓN • Para conocer el bosque de la Reserva Silvestre Privada Concepción de María, solo hay que llegar a la ciudad de Dolores, en el kilómetro 43 de la carretera panamericana sur y caminar 300 metros al Norte.

La estancia por medio día vale US$5 y US$10 todo el día.

Si la noche lo atrapa, no habrá problema, porque dentro de la reserva se encuentra el hotel D´santos Boutique, que tiene habitaciones desde US$65 a US$85, con aire acondicionado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus