•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación Nicaragüense de Oncología (Anico) impulsa un nuevo método para tratar el cáncer cervicouterino, en vista que en el país solo cuenta con un equipo ya obsoleto, para tratar todos los tipos de cáncer.

Este consiste en aplicar quimioterapia para después realizar la cirugía, en vez de la radioterapia como se ha estado haciendo hasta ahora, comentó el cirujano oncólogo y presidente de Anico, José Vladimir Altamirano.

El cáncer cervicouterino es el tipo que más afecta a nivel nacional, seguido del de mama y el de hígado.  La radioterapia es el tratamiento que usa altas dosis de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores. La quimioterapia en cambio, consiste en la administración de medicamentos para el tratamiento del mismo.

Este procedimiento, que piensa desplazar de cierta forma el uso de la radioterapia  en los casos de cáncer cervicouterino fue ideado por el oncólogo mexicano Juan Carlos Oliva, quien participó y expuso el tema "Nuevas consideraciones en el manejo del cáncer ginecológico para América Latina" durante el IX Congreso Nacional de Oncología realizado ayer.

Esta herramienta para combatir este tipo de  cáncer está siendo investigada por los médicos especialistas de Europa, y de momento ha tenido muy buenos resultados.

Oliva mencionó que todas las pacientes que tengan cáncer cervicouterino avanzado, con un tumor de 4 centímetros podrían recibir quimioterapia para luego someterse a la cirugía.

PROVECHOSO

"Varios estudios sugieren que entre las ventajas que tiene utilizar este procedimiento es que permite disminuir las posibilidades que los pacientes reciban radiaciones, un tratamiento que en Nicaragua es a base de cobalto, un aparato muy antiguo que quema el intestino", comentó Oliva.

El especialista añadió que la vida útil de las bombas de cobalto es de 5 a 10 años, pero que en Nicaragua  tiene conocimiento que este no se ha cambiado en un tiempo mucho mayor.

Mencionó también que en la actualidad existen equipos muy finos que no dañan el organismo y llamados aceleradores lineales. Este personaliza los rayos X para que se ajusten a la forma del tumor, destruyan las células cancerosas sin afectar el tejido normal que le rodea, pero como son aparatos costosos, Oliva sugiere aprovechar los tratamientos  disponibles.

"Por eso debe aprovecharse la quimioterapia, que no necesita aparatos especiales y así como Nicaragua está carente de equipos de radioterapia, también necesita tomógrafos, estudios obligados para el tratamiento del cáncer", señaló.

El presidente de Anico, José Vladimir Altamirano, sostuvo que al utilizar la quimioterapia como primer tratamiento para combatir el cáncer también permitirá tratar a todos los pacientes de todas las partes del país de forma más eficaz, porque no tendrán que esperar dos meses para ser atendidos en el Centro Nacional de Radioterapia.

Altamirano comentó que esta iniciativa será divulgada al Ministerio de Salud (Minsa) en el próximo mes, y que de ser aceptada, su eficacia sería justificada en un año.

"Vamos a escoger  a 50 pacientes con cáncer para tratarlos con quimioterapia en distintos hospitales a nivel nacional, y otro grupo para implementar este sistema que nos enseñó el doctor Oliva para ver cómo evolucionan ambos pacientes", explicó Altamirano.

Agregó que de acuerdo a estudios realizados, la sobrevida en ambos casos es la misma. "De 10 pacientes, seis van a estar vivas en cinco años, una estadística bastante alta para un estadío avanzado", finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus