Redacción Central
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vestido de jeans, tenis, camiseta y con un ramo de flores Jobany Torres Becerra, el estudiante mexicano que fue deportado el jueves, llegó la madrugada de ayer a Zacatecas, detallaron medios de la ciudad mexicana. Al bajar del avión que aterrizó con poco más de tres horas de retraso, proveniente de la ciudad de México tras ser deportado de Nicaragua por simular su desaparición el 30 de mayo pasado, según el dictamen de Walter William, titular del juzgado Quinto Local de lo Penal.

A la una de la mañana, el estudiante que realizaba pasantías en la empresa Hemco y que fue juzgado en Managua por fingir su desaparición, arribó a su ciudad, donde los esperaban su familia, amigos y autoridades locales.

El joven fue escoltado por autoridades estatales y poco después de descender del avión, fue revisado por personal medico de la Secretaría de Salud mexicana, mientras un pelotón de policías estatales esperaba para custodiar su camino a casa, señala el diario local Zacatecas en Imagen.

Además, fue presentado a la prensa mexicana desde una de las salas del aeropuerto. Las autoridades afirmaron que la condición del joven es estable y contento de regresar a su tierra, con su familia y que estaba agradecido por todo el apoyo recibido para que su caso fuera resuelto con mayor celeridad”, señala una publicación de El Sol de Zacatecas.

En el aeropuerto lo esperaban su esposa, su papá y su hermano, además de compañeros de la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra.

La fiscalía lo acusó de ocultarse en Managua y de llamar a su familia para decirle que era perseguido y que temía que no lo dejaran regresar a su país.

La acusación

El estudiante azteca llegó a Nicaragua el pasado 10 de marzo para realizar una pasantía en la empresa minera Hemco, como parte de sus estudios en la Universidad Autónoma de Zacatecas, en el norte de México. Pero el 30 de mayo, el joven abandonó la empresa sin dar aviso por lo que se reportó como desaparecido y se inició una movilización policial para localizarlo.

“Yo les hablé que me sentía mal porque no había regresado a mi trabajo y ellos me compraron los boletos del viaje. Me sentía frustrado, porque no había acabado mi proyecto”, dijo escuetamente el zacatecano a la prensa mexicana.

Torres Becerra fue detenido el 1 de junio y permaneció detenido 15 días en Managua. El juez William además de mandar la deportación del joven, impuso una multa por C$4,579.33.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus