•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio del dolor por la muerte de Lizandra Norisell Rodríguez González, Sandra González, madre de la fallecida, señaló que se desconoce el paradero del expediente clínico de su hija a quien supuestamente le dieron dos infartos después de una cirugía estética que le causaron la muerte.

“Cuando llegó Medicina Legal  a retirar el cadáver  no encontraron el expediente (clínico); no estaba el médico que la operó y tampoco la directora del hospital”, subrayó la madre.

Dos días después de la muerte de Lizandra Rodríguez, su familia todavía desconoce la hora exacta de su deceso y cuánto tiempo duró la operación estética a la que se sometió en un hospital capitalino y que fue realizada por el cirujano plástico David Páramo.

“Yo le dije a mi hija que tuviera cuidado porque ya  había escuchado en los medios de comunicación  de ese médico, lo habían llevado a los Juzgados por otros casos de pacientes operados por él”, subrayó la entrevistada.

JUSTIFICACIÓN

Lizandra Norisell Rodríguez González.El médico publicó en su página de Facebook -que posteriormente fue cerrada- que “ya había terminado la cirugía cuando a la paciente la pasaban a la camilla para llevarla a recuperación hizo un paro (cardíaco), es una desgracia quirúrgica, no una negligencia, mucho menos un asesinato”.

EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con Páramo para conocer su versión, tanto en su clínica como vía telefónica, pero el médico no estaba disponible.

SE CUIDABA

Quienes conocieran Rodríguez González la recuerdan como una persona emprendedora y que siempre cuidó de su salud  comiendo sano y haciendo ejercicios.

El esposo de la joven, Léster Rodríguez aseguró que “le pagué (a Páramo) por un sueño, no para que la matara”.

La cirugía a la que se sometió la joven, explicó su esposo, era una lipoescultura de glúteos por la que pagó US$3,000.

Leonel Cerda, especialista en cirugía plástica, señaló que la lipoescultura es una operación de cirugía estética para eliminar los depósitos de grasa entre la piel y el músculo del cuerpo.

El especialista explicó que este tipo de intervención quirúrgica es la segunda más demandada después de la blefaroplastia, que consiste en la remodelación de los tejidos en los bordes del ojo.

INVESTIGACIÓN FORMAL

El jefe del Distrito II de Policía, comisionado Edgard  Leiva Arauz,  confirmó a  través de un subcomisionado que está abierta una investigación por la muerte de la joven.

Médico tiene causa pendiente

Proceso. Este viernes el doctor David Páramo tenía una citatoria con la Fiscalía del Distrito II para llegar a un arreglo con Allison Molina, a quien le realizó un implante de senos en 2014 y que terminó con una complicación pulmonar. Sin embargo, este no se presentó.

Molina interpuso una demanda contra el médico porque “el músculo sufrió un desgarro cuando estaba en la operación”, según le explicó Páramo.

El procedimiento se realizó el 18 de julio de 2014 y tuvo una duración de nueve horas, pese a que según el médico no tomaría más de dos horas. Después de recibir el alta,  “no podía respirar. A las tres de la madrugada ya no podía hablar”, dice Molina. Al día siguiente llegó nuevamente al hospital, y fue sometida a otra operación con “un doctor de apellido Cisneros, él me dijo que tenía comprimido el pulmón por una fisura, y que si hubiera llegado un par de horas más tarde hubiera muerto”, relata la joven.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus