•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El día en que el juez Séptimo del Distrito Penal, Octavio Rothschuh dictó una sentencia de 24 años de prisión para Roberto Bendaña, el prófugo de la justicia nicaragüense se encontraba en un hospital estadounidense donde fue intervenido quirúrgicamente.

Bendaña contó a EL NUEVO DIARIO que el pasado jueves fue operado en un hospital norteamericano donde aún se encuentra en recuperación para tratarlo de un tumor cerebral que asegura “nunca me lo hubieran diagnosticado en Nicaragua”.

El exsocio de la compañía International Investmenst and Financial Services, Inc, por medio de la cual según el dictamen del juez, Bendaña, Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga transfirieron el dinero invertido por 17 personas a otras empresas de Montealegre, fue diagnosticado con un neuroma acústico, un tumor benigno que podría causar la pérdida de la audición y que de crecer puede afectar el nervio facial hasta llegar a comprimir el tronco cerebral, el cerebelo y el resto de nervios craneales con grave afectación de las funciones vitales.

La cirugía realizada el pasado jueves tuvo una duración de ocho horas y saldrá de alta en unos tres días, según sus mejoras.

Quiere volver

Bendaña manifestó su deseo de regresar al país del que se fugó el pasado 30 de diciembre de 2013 “para colaborar en el cambio de la cultura política del país”.

En ese sentido, el abogado de Bendaña, Nelson Waldemar Cortés, expresó que su defendido pretende regresar al país hasta que se garantice un nivel de seguridad jurídica que le permita poder tener una valoración objetiva e imparcial del caso, que será en un futuro no tan inmediato, señaló el abogado.

Según Cortés a su cliente se le ha impuesto una sentencia violando su derecho de defensa, ya que no se le permitió la defensa como su abogado particular.

Reacción

Bendaña dijo a este rotativo que la sentencia del juez Rothschuh al declararlo culpable de los delitos de estafa agravada, crimen organizado y ofrecimiento fraudulento de efectos de crédito, es “una total aberración y violación contra mis derechos humanos, ya que las víctimas no presentaron ninguna prueba en contra mía. La fiscalía ni el juez admitieron las dos pruebas que demuestran mi falta de participación en dicha empresa IIFS (International Investment and Financial Services), la retardación de justicia y falta debido al proceso, está a la luz del día”.

Asimismo, refiere que las sentencias dictadas por Rothschuh en contra de Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga son dos casos distintos al suyo.

Por ello, su defensor, aseguró que se presentará un escrito en donde Bendaña designa a Cortés para ver si de esa manera se le permite al abogado volver a participar activamente dentro del proceso, algo que no sucedió en el juicio finalizado recientemente.

“Lo que legalmente procede en este caso es la apelación y posteriormente la acusación, primero hay que agotar los recursos internos para después acudir a las instancias de Derecho Internacional, en este caso la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

En cuanto a la condena, el abogado señaló que “el artículo 90 y 92 del Código Penal es claro, la sentencia debe tener relación con la prueba, si en el juicio se presentaron pruebas para demostrar el delito, estaría bien aplicado y volvemos al inicio ¿En qué momento Roberto Bendaña se dio a la fuga, se declaró rebelde?, esos artículos señalan que la única prueba válida para que el juez tome su decisión es la prueba legalmente incorporada a juicio y si en el juicio no se incorporó ninguna prueba es ilegal”.

Ambos insisten en que las víctimas únicamente señalaron a Montealegre y Paguaga durante el juicio.

No se esconde

Bendaña dice que en relación a la orden de captura girada en su contra de la Policía Internacional (Interpol), es una “bola de humo” ya que “nunca me he escondido de las autoridades y a la vez es un abuso de las instituciones internacionales serias como la Interpol”, afirmó.

“Trabajo, camino y circulo libremente en Estados Unidos, con la tortura psicológica que eso me implica, pues a nadie le gusta aparecer en esa página” agregó.

Roberto Bendaña es también ciudadano estadounidense, ya que es hijo de padre norteamericano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus