•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre los 75,000 documentos que resguarda el Archivo Histórico Diocesano de León, destacan las actas de nacimiento y de defunción del poeta Rubén Darío, o el decreto del nombramiento de la Virgen de los Ángeles de Cartago, patrona de Costa Rica.Vista de parte de los archivos en León.

Lo dice el padre Mario Torres, director de ese archivo, y quien actúa como el principal guardián del edificio y de los documentos que contiene.

Al Archivo Histórico Diocesano de León recientemente se sumó la colección de documentos y manuscritos originales del escritor y poeta nicaragüense Alfonso Cortés, una de las figuras cumbres del postmodernismo.

Los documentos incluyen 11 libretas escritas con lápiz de grafito en las cuales hay 442 poemas inéditos y otros 58 poemas sueltos.

Este lugar protege obras patrimoniales que datan entre 1647 y 1820, y forman parte de la memoria histórica de la Iglesia católica y de lo que fue León, capital de la Gobernación de Nicaragua.

El Archivo Histórico Diocesano de León está compuesto por el área de estudio y el depósito, tiene inventariado más de mil cajas que contienen alrededor de 75,000 documentos e información histórica que generó la curia diocesana de Nicaragua y Costa Rica.

LAS JOYAS

Incluye correspondencia y documentos importantes de instituciones, organizaciones y personajes de la historia nicaragüense.

Es probable que muy pronto el archivo, que fue fundado el 29 de noviembre de 1987 y que ocupa una pequeña área del edificio del colegio San Ramón Nonato, frente al costado sur de la Catedral, se traslade al edificio del Palacio Municipal, luego que en febrero del presente año el presidente Daniel Ortega anunció tal disposición al obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Robelo.

Monseñor Bosco Vivas, en la exposición de la colección Alfonso Cortés.El padre Torres afirmó que el lugar posee documentación de gran valor sobre celebraciones litúrgicas, nombramientos, solicitudes, correspondencia de las parroquias y el Estado, incluido el Vaticano y la corona española.

Se trata de documentos propios y necesarios para el funcionamiento de la Iglesia que en ese entonces abarcaba Nicaragua y Costa Rica, incluso algunas zonas de Honduras, explica Torres.

“Hay que recordar que mucha documentación valiosa del archivo se extravió luego del éxodo que se vivió en 1610 de León de Imabite (o León Viejo) hacia el asentamiento actual, sin embargo se han encontrado entre las cajas documentos que datan de 1633, aunque la Diócesis fue fundada en 1531”, dijo el sacerdote Torres.

La Iglesia poseía el registro histórico sobre las personas porque no existía en ese entonces alcaldías que inscribieran nacimientos o defunciones.

En este archivo se conserva el acta de aprobación del patronazgo de Nuestra Señora de La Merced, el decreto del nombramiento de la Virgen de los Ángeles de Cartago, patrona de Costa Rica, documentación de la municipalidad, el fondo de Gobernación, actas de nacimiento y defunción de personajes ilustres, entre ellos el poeta nicaragüense Rubén Darío, el músico José de la Cruz Mena, el padre Mariano Dubón, así como una serie de documentos firmados y sellados por presidentes y reyes españoles.

LOS INVESTIGADORESUn habitante observa los manuscritos de Alfonso Cortés.

El padre Torres expresó que el archivo no es un museo donde los objetos están en exhibición, sino “un centro de investigación de documentos antiguos, por lo tanto está abierto solo a los investigadores no para turistas que llegan a fotografiar o palmar los objetos”.

“La gente que visita el archivo son profesionales, historiadores y escritores nacionales y extranjeros procedentes de Costa Rica, Europa, Estados Unidos, entre otros países, aunque también lo visitan estudiantes, que realizan investigación sobre historia de Centroamérica”, sostuvo el sacerdote Torres.

En general se reciben entre 50 a 100 visitas al mes.

Al archivo acuden entre 2 y 5 investigadores extranjeros al mes interesados en iniciar o culminar algún proyecto de importancia.

Según el padre Torres, recientemente un investigador norteamericano realizó una indagación de la Parroquia de El Realejo, Chinandega, que es la más antigua en tierra firme por donde entraron los españoles durante la conquista.

El investigador también buscó datos históricos de la Catedral y de las Ruinas de León Viejo.
El religioso y director del archivo destacó que todos los días el personal técnico del depósito trabaja en la catalogación y digitalización de los documentos.

“Son más de 75 mil documentos contenidos en cajas, se les brinda mantenimiento para que ningún agente externo lo vaya deteriorando, se leen y se les elabora una ficha de clasificación”, señaló.

“Hay que recordar que la Iglesia tenía autoridad sobre la sociedad civil, preponderancia porque en ese momento la Iglesia y el Estado estaban relacionadas, y hasta cierto punto la Iglesia ejercía mayor autoridad sobre el Estado, son documentos que no solo tienen que ver con el aspecto religioso, sino con la relación entre la Iglesia y el Estado”, comentó el padre Torres, quien mencionó que el archivo es patrimonio de la nación y recibe anualmente un presupuesto de C$400,000 por parte de la Asamblea Nacional.

PIDEN MÁS PRESUPUESTO

El padre Torres confirmó que el archivo no cuenta con las mejores condiciones, porque no tiene un edificio propio y seguro para conservar y resguardar este tipo de documentación.

“El edificio no tiene las condiciones completas de seguridad para poder resguardar la información valiosa que se tiene, sin embargo se hace lo que se puede porque la Iglesia es garante de este patrimonio nacional”, dijo.

En este sentido, destacó que el presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional cubre “el salario de los trabajadores, servicios básicos y algunos gastos de mantenimiento”.

“Necesitamos un presupuesto de al menos C$1 millón brindar mayor seguridad a los documentos, instalar un sistema de televisión de circuito cerrado y ambientación acorde al lugar, así como adquirir mobiliario y otras necesidades”, precisó el religioso.

El obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Robelo, expresó recientemente que está a la espera de que el presidente Daniel Ortega conceda en administración el antiguo edificio del Palacio Municipal para proceder con el traslado del Archivo Histórico Diocesano.
El edificio es ocupado actualmente por la Asociación de Combatientes Históricos.

“Esperamos que tal a como lo ha prometido el presidente Daniel Ortega en diversas ocasiones, se haga pronto realidad la entrega del local que va a servir para establecer allí, de una manera perenne, este archivo”, afirmó monseñor Vivas Robelo.

Excombatientes dispuestos a moverse

POSICIÓN. Juan Ramón Rubí, miembro del consejo de dirección de la Asociación de Combatientes Históricos de León, explicó que están a la espera de cualquier orientación del Gobierno central para ceder las instalaciones del antiguo edificio del Palacio Municipal al Archivo Histórico Diocesano.

“Vamos a respetar el compromiso que adquirió con la Iglesia el presidente (Daniel) Ortega, él va a entregar el edificio y va a reconocernos a nosotros, ya tenemos cerrado el museo, porque no queremos perturbar la transición, estamos listos para desalojar y formalizar la entrega”, dijo Rubí.

Señaló que la organización gremial aglutina a 246 personas y tienen 37 años de ocupar el Palacio Municipal.

“Hasta el momento no hemos sido notificados de que tenemos que desalojar, pero tenemos conocimiento de lo expresado por el presidente Ortega en la patrimonial Basílica Catedral en febrero, durante el acto solemne de conmemoración del centenario de la muerte del poeta nicaragüense Rubén Darío”, confirmó.

“Sabemos que hay un compromiso de ceder el edificio, pero desconocemos los términos del traspaso con la Iglesia, no se constituyó ninguna comisión negociadora alguna, porque de entregarse el edificio nosotros estamos claros que es voluntad del comandante Ortega, es un ofrecimiento del primer representante de nuestro país, porque él no va a fallarle a la Iglesia ni a los combatientes”, refirió Rubí.

El dirigente explicó que la Asociación de Combatientes Históricos de León aún no tiene un local para reubicarse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus