•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El doctor David Páramo rompió el silencio en torno a la denuncia por supuesta negligencia médica que interpuso la familia de Lizandra Rodríguez, la joven que murió luego de practicarse una cirugía de lipoescultura.

“Yo también estaba dolido. Yo opero para que las cosas salgan bien. Soy un profesional. Dios sabe la verdad y estoy aquí para que todo se aclare”, declaró Páramo este martes en entrevista con 100% Noticias.

El médico explicó que la joven presentó un tromboembolismo graso y debido a esto tuvo un paro cardíaco. El equipo médico procedió a realizar lo necesario para estabilizar a la joven, sostuvo.

“Fue atendida por los expertos, por los resucitadores, la sacan del paro, vuelve a caer en otro paro, la llevan a cuidados intensivos y luego fue conectada al ventilador artificial”, detalló Páramo. Posteriormente la joven murió.

Por otro lado, el cirujano aseguró que Lizandra había firmado un consentimiento informado donde se le exponía sobre los riesgos que la cirugía conllevaba.

Al ser consultado sobre si hubo o no negligencia médica, Páramo contestó que estaba “total y absolutamente seguro que terminé mi cirugía en orden” y que dos días antes de la operación de Lizandra había realizado la misma operación a otra paciente. “Fue una fatalidad quirúrgica”, aseguró el médico sobre la muerte de la joven.

Te interesa: Madre relata últimos momentos de joven muerta por una liposucción

Reconoció que Lizandra “era una muchacha sana” que había examinado previamente, y que lo sucedido le puede pasar a una persona de cualquiera edad.

Experiencia

Páramo aseguró que tiene 23 años de ser cirujano plástico y que en ese periodo ha realizado más de 1,500 cirugías de nariz; más de 1,000 liposucciones y más de 1,600 implantes de mama. “No tengo nada que esconder”, finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus