•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carolina Mendoza García tiene 16 años de vivir en una casa sin título de propiedad ni acceso a servicios básicos en el anexo al barrio Jorge Salazar, un pequeño asentamiento que surgió por una toma de tierras en mayo de 1997, que está ubicado en Managua. 

En cuanto llegó a este lugar construyó su casa con zinc y madera de polines, al igual que las demás familias. Hoy la historia no ha cambiado, su casa sigue igual. Vive con sus tres hijos y su compañero de vida. 

Este asentamiento al norte de Managua es uno de los 402 que fueron contabilizados en el Pacífico nicaragüense, según datos del informe “Censo de Asentamientos del Pacífico Urbano de Nicaragua”, preparado por el programa Techo-Nicaragua. 

El drama que se vive en estos lugares, catalogado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) como vulnerables, se acrecienta con la falta de servicios básicos. 

El informe de Techo-Nicaragua muestra que del 100% de asentamientos que existen en el país el 53% no tienen energía eléctrica regularizada y el 80% no están conectados a tuberías de aguas negras.

Asimismo, en el 75% de ellos las calles son de tierra, el 42% no tiene servicio de recolección de basura y solo el 79% está conectado a tuberías de agua potable. 

En el departamento de Managua se concentra la mayor cantidad de asentamientos (198), debido “al crecimiento expansivo de la ciudad, la migración de zonas rurales hacia la capital, la falta de políticas públicas viables o iniciativas no gubernamentales que den acceso al suelo urbano para los más empobrecidos”, reveló el informe.

Uno de los sueños de Mendoza García es tener su propiedad legalizada, pero según el informe “la tenencia de documentos sobre el terreno en el que se habita es uno de los principales problemas, siendo este aspecto fundamental para la seguridad y el acceso a los servicios básicos”.

“Hay veces que no duermo pensando que nos vendrán a sacar”, dice mientras señala las goteras de su casa. 

  • 74 asentamientos hay en Chinandega.

A inicios de este año Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, aseguró que se entregará un total de 80 mil títulos de propiedad. 

Sin embargo a criterio de Moisés Flores, director social de Techo-Nicaragua “esto no significa que dejarán de existir los asentamientos, pues para que eso ocurra también debe haber acceso a los servicios básicos y menos puntos de vulnerabilidad”.

Entre los focos de riesgos que se detallan en el documento se encuentran las zonas inundables, con un 48%; seguido por la basura, con un 36%, y después los cauces, con un 25%. 

El urbanista Jesús Alberto Montoya explicó que los asentamientos en el Pacífico de Nicaragua surgen como respuesta a la necesidad de la población para asegurarse un espacio dónde vivir, ya que  estos no cuentan con los recursos económicos para acceder al mercado formal de suelo, ni a políticas sociales que se los garantice. 

Unos organizados

Después de Managua, con 198 asentamientos, se encuentra Chinandega, con 74; León, con 42; Carazo, con 34; Granada, con 28; y Rivas y Masaya con 13.

  • 53 por ciento de los asentamientos no tiene energía eléctrica regularizada.

El informe, preparado entre noviembre de 2012 y marzo de 2013, revela que en el 83% de los asentamientos los pobladores se han organizado  para gestionar y acceder a los servicios básicos, en cambio el 17% no lo ha hecho. 

El 52% de los referentes de asentamientos urbanos se identifican como una de sus principales fortalezas tener líderes comunitarios organizados trabajando por mejorar la comunidad. 

Estudiar el mundo de los asentamientos

Esta investigación "asumió el desafío de caracterizar el universo de asentamientos de la costa Pacífica. 40% de los asentamientos se encuentran en Managua"}

En occidente
El 29% están en Occidente”, detalló Moisés Flores, director social de Techo-Nicaragua.

Títulos
El Gobierno anunció que entregará 80,000 títulos de propiedad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus