•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marianela Flores Maldonado, la madre del bebé raptado en el Hospital Alemán el pasado primero de junio, dejó ese centro hospitalario y ya se encuentra en su casa.

“La angustia siempre la tengo y cada vez que cierro los ojos pienso y veo a mi hijo”, asegura.

Dice que no pierde la esperanza de recuperar su bebé, de nombre Betzael, a quien tuvo diez horas  en sus brazos.

Flores Maldonado vive en el barrio Luxemburgo en el Distrito VI de la capital y permaneció 20 días en el hospital. Regresar a su hogar le ha servido de desahogo.

Maríanela Flores Maldonado, reveló que estando en el hospital Alemán Nicaragüense la psiquiatra que la atendía le preguntó si estaría dispuesta a adoptar al bebé encontrado en San Pedro Sula, Honduras, si se comprueba que no es su hijo.

“Yo le dije que no sabía pero que quizás ese niño llenaría un poquito el vacío de mi hijo”, manifestó.

En la casa la ropa y los accesorios que esperaban por Betzael  están guardados para disminuir el  calvario que vive la atribulada madre.

No se resigna

Flores Maldonado resiente que pasado 15 días de que le tomaron las pruebas de ADN a ella y su esposo, las autoridades que investigan el caso no le han dado ninguna información en relación a los resultados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus