•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de cinco pacientes se han quejado de mala práctica médica por parte del cirujano David Páramo, desde el 2001 a la fecha. En la mayoría de casos ha logrado llegar a acuerdos extrajudiciales con las víctimas, pero nunca había tenido que enfrentar la muerte de uno de ellos y mucho menos dos posibles procesos judiciales.

Lizandra Norissel Jarquín González, de 24 años, también conocida por el apellido de su esposo, Rodríguez, perdió la vida luego de practicarse una cirugía de lipoescultura.

Familiares de la fallecida solicitaron al Ministerio de Salud que realice una auditoría en este caso y que investiguen el procedimiento médico que ejecutó Páramo, con el fin de determinar si hubo o no  negligencia médica.

Mientras, la joven Allison Pamela Molina Galeano, de 26 años, rompió el silencio y denunció públicamente que el doctor Páramo casi la mata al perforarle los pulmones el pasado 18 de julio de 2014. Ella le pagó la cantidad de 2,800 dólares para hacerse una mamoplastía, es decir un agrandamiento de senos.

Posibles juicios 

“De confirmar que hubo negligencia médica en el caso de la muerte de mi hija, nosotros vamos a llegar al fin, vamos a ver qué hacen las autoridades con él (Dr. Páramo), estamos esperando el informe final del Instituto de Medicina Legal”, advirtió Sandra González, madre de Lizandra. -Lizandra con su madre, en un retrato tomado en su casa-

Molina Galeano, acompañada del abogado Elías Soto, interpuso una denuncia por los delitos de lesiones imprudentes y lesiones psicológicas graves ante el Ministerio Público en contra del doctor Páramo, el pasado 11 de febrero de 2015. Según Soto, la Fiscalía podría acusar esta semana al galeno en los Juzgados de Managua. 

  • 2,800 dólares cobró el doctor David Páramo a Allison Molina por un aumento de senos.

La joven dice que el médico no le advirtió de los riesgos que corría al realizarse dicha intervención quirúrgica, solo la envió a hacerse un examen de sangre y otro de orina. “Después de la operación sentí dolor en el tórax, no podía respirar, el doctor me mandó a mi casa y en la madrugada no me podía mover, al día siguiente mi hermana me llevó a (el Hospital) Salud Integral… el doctor me dijo que él había tenido un problemita al separar el músculo, me dijo que me hizo una herida, pero que ya había suturado todo”, recuerda Molina.

“Creo que hubiera habido un destino diferente para Lizandra si hubiera hecho pública mi denuncia, lo lamento porque exactamente ese día que él (doctor) le estaba quitando la vida (a Lizandra) él tenía una cita conmigo en la Fiscalía del Distrito Dos”, se reprochó la joven.

Páramo enfrenta cuestionamientos

Carlos Larios y Uriel Velásquez

ENTREVISTA • El doctor David Páramo dio su versión de los hechos a través de un medio televisivo local. Yo también estaba dolido. Yo opero para que las cosas salgan bien. Soy un profesional. Dios sabe la verdad, y estoy aquí para que todo se aclare”, declaró.

Páramo explicó que la joven presentó un tromboembolismo graso y debido a esto tuvo un paro cardiaco. El equipo médico procedió a realizar lo necesario para estabilizar a la joven.

  • Cinco pacientes se han quejado públicamente de los servicios del doctor David Páramo.

"Fue atendida por los expertos, por los resucitadores, la sacan del paro, vuelve a caer en otro paro, la llevan a cuidados intensivos y luego fue conectada al ventilador artificial”, explicó el médico. 

Rescaté a varias muchachas (al decirles que no se operaran con Páramo) y me decían: 'Gracias, pipita, de lo que me salvaste'". Allison Molina, expaciente del doctor David Páramo.

David Páramo aseguró que la joven había firmado un consentimiento informado, donde se le explicó sobre los riesgos que la cirugía conlleva.

El médico fue cuestionado en más de una ocasión si estaba dispuesto a enfrentar una eventual acusación (en los juzgados), pero este nunca respondió de forma contundente. Al ser consultado sobre si hubo o no negligencia médica, Páramo se limitó a contestar que “estoy total y absolutamente seguro que terminé mi cirugía en orden” y que dos días antes de la operación de Lizandra había realizado la misma operación a otra paciente. “Fue una fatalidad quirúrgica”, aseguró el médico. Reconoció que Lizandra “era una muchacha sana”, que había examinado previamente, y que lo sucedido le puede pasar a una persona de cualquiera edad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus