•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Winston” es un señor de 50 años que se realizó por primera vez el examen de próstata hace dos años. Siempre se lo quiso hacer desde que cumplió los 40, pero en su cabeza no concebía la idea de que un médico le introdujera su dedo en el recto. “Eso no es de hombres. Yo soy un varón y eso no va conmigo”, se decía.

La necesidad de trabajar lo hizo ir en contra de lo que ahora llama “ideas machistas sin sentido”, puesto que en una empresa en la que laboró les exigían a los hombres mayores de 40 años realizarse el chequeo al menos cada dos años.

“En realidad, es más el alboroto que hacía que lo que duró el examen. Una nada”, recuerda. El urólogo Óscar Espino coincide con él en lo anterior y asegura que el examen de la próstata no dura más de un minuto.

Espino explica que el cáncer de próstata se puede detectar mediante la realización del examen tacto rectal, el PSA (Antígeno Prostático Específico) por la sangre y la biopsia. Datos de la Organización Mundial de la Salud revelan que cada 15 minutos muere un hombre por esta causa.

Estadísticas del 2012 de la OMS muestran que los tumores en la próstata representaban el 18.3% de los casos de cáncer en Nicaragua y en 2011 fallecieron 216 hombres por esta enfermedad.

El Gobierno de Nicaragua anunció esta semana que  como parte de las actividades para celebrar el Día del Padre, que se conmemora hoy, impulsan una jornada de exámenes de próstata dirigida a hombres mayores de 40 años de edad.

Las autoridades de salud esperan que entre 800 y 1,000 hombres se realicen el examen durante la jornada que se extenderá toda la semana en el hospital Antonio Lenín Fonseca, de Managua.

CAUSA DEL TEMOR

¿Por qué los hombres temen realizarse el tacto rectal? El psicólogo Juan Daniel González revela que ha tenido pacientes que han llegado hasta su consultorio para vencer el miedo a realizarse el examen de próstata a través del recto.

Lo que sucede con el examen de próstata —dice el psicólogo— es que entran en juego la masculinidad, la educación sexual y el hecho de que los hombres anteponen las creencias machistas a la salud.

“La mayoría de los hombres huye al examen por temor a la homosexualidad. Piensan que pueden llegar a experimentar una sensación de placer que en su mente no cabe. Lo ven como algo que atenta contra su hombría”, manifiesta Juan Daniel González.

Óscar Espino, que es urólogo, coincide con el psicólogo en ese punto y agrega que el examen tacto rectal es visto por los hombres como una agresión a su masculinidad. “Al hombre se le ha inculcado la idea de que la penetración de su ano es algo que no encaja con la heterosexualidad”, dice Espino.

Según estimaciones del especialista Óscar Espino, un 30% de los hombres se realiza la prueba pensando que pueden cambiar su orientación sexual. Sin embargo, en la práctica no ha conocido un solo caso de un paciente que después de salir del examen haya cambiado su orientación.

El psicólogo Juan Daniel González reconoce que hay otros hombres que no se realizan la prueba por temor a conocer que podrían tener una enfermedad que consideran mortal.

El urólogo añade que los pacientes no recurren a los consultorios porque se sienten saludables, pero advierte que el cáncer de próstata es una enfermedad silenciosa y asintomática.

Basado en la Sociedad Americana de Urología, Espino refiere que ahora las reglas en la urología dictan que los hombres deben chequearse a los 50 años de edad, con excepción  de quienes tengan en su familia a personas que hayan padecido la enfermedad. Pero “cuanto antes se detecte, mejor”, reconoce.

¿CÓMO VENCER EL MIEDO?

Para vencer el miedo al examen tacto rectal, Espino explica que “se debe estar consciente que un chequeo de un minuto a través del recto es mil veces mejor que someterse a un tratamiento médico constante y doloroso”.

“No detectarse la enfermedad a tiempo y tener que combatirla conlleva gastos que muchas veces se encuentran fueran del alcance de los pacientes”, lamenta el urólogo Gabriel Acosta. Indica que el precio de este examen de próstata, en dependencia de la clínica, ronda entre  US$ 30 y US$40 con la consulta incluida.

El tratamiento médico para combatir la enfermedad varía de acuerdo con la  etapa en la que se detecta. Existen cuatro etapas. El urólogo Óscar Espino revela que un paciente con cáncer de próstata puede ser sometido a una prostatectomía radical, quimioterapias, tratamiento médico antihormonal y antiandrogénico.

A “Winston” le han realizado el tacto rectal tres veces. En noviembre próximo acudirá al urólogo para chequearse de nuevo. Aconseja a los hombres —en especial a los padres de familia— realizarse el examen.

“Cuando uno tiene un accidente y lo llevan al hospital de forma inconsciente, uno no se da cuenta qué le hacen o qué le introducen al cuerpo. ¿A quién no le pusieron un supositorio de niño? Ese miedo no tiene sentido”, aconseja.

Cada 15 minutos muere un hombre

A causa del cáncer de próstata, según la Organización Mundial de la Salud.

INCIDENCIA
25 por cada 100,000 habitantes es la incidencia de la enfermedad en Nicaragua, de acuerdo con cifras oficiales.

INCREMENTO
El número de casos nuevos de cáncer aumentará a 22 millones en las siguientes dos décadas, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU.

LA PRÓSTATA
En 2012, los cánceres más diagnosticados en hombres fueron los de pulmón, próstata y colon, revela la OMS.

CENTROAMÉRICA
La OMS informa que más del 60% de los nuevos casos en el mundo se producen en África, Asia, América Central y Sudamérica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus