•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Más de un millón de nicaragüenses serán beneficiados con el Programa de Salud Comunitaria para Municipios Rurales que desarrolla el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el fin de reducir la tasa de mortalidad materna e infantil que afecta a diferentes comunidades vulnerables de Nicaragua.

El proyecto, aprobado por un préstamo de US$ 45 millones, ayudará a 1.8 millones de pobladores que viven en 54 municipios del Caribe Norte, Jinotega, Matagalpa y departamentos del corredor seco de Nicaragua, con la extensión de servicios materno-infantiles a través del monitoreo de calidad y de cobertura, intervenciones de vigilancia a embarazadas y promoción de la desnutrición en primera infancia.

"Este programa beneficiará a 75 mil familias incluyendo 348 mil 38 niños menores de 5 años a lo largo de 4 años de duración”, explicó Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Planes

Con este financiamiento, también se mejorará la infraestructura de hospitales primarios y se brindará equipamiento de diagnósticos a las unidades de salud más alejadas del país. También, se ejecutará un plan para fortalecer la formación del actual personal de salud.

  • El plan considera recursos para atender eventuales alertas sanitarias con el fin de contener brotes epidémicos como el virus del zika, dengue y chicunguña.

"El objetivo es reducir las disparidades en salud y acelerar la reducción de la mortalidad materna e infantil en los Silais”, añadió Murillo.

En los últimos 10 años las cifras de mortalidad neonatal e infantil han disminuido. Sin embargo, aún existen disparidades en el acceso y cobertura de salud entre las zonas rurales y urbanas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus