•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Eran las 6:45 de la tarde del viernes cuatro de marzo de este año. Una camioneta marca Toyota, color verde que se dirigía hacia Nandaime con cuatro personas a bordo, se había volcado en el kilómetro 56 de la Carretera Sur.

“Todos están muertos porque no se mueven”, le dijo Ana Carina Muñoz al hombre  que la atendió por teléfono cuando llamó a la Cruz Roja Nicaragüense, para pedir ayuda. Pero no todos perdieron la vida, dos personas sobrevivieron, y una de ellas es Estela María Flores, de 24 años, estudiante de la Universidad Centroamericana (UCA).

Ella estuvo inconsciente por tres días, con fracturas en  tres costillas, en la pierna derecha y el brazo izquierdo. El proceso que siguió después de ese trágico día ha sido largo y costoso, cuenta.

Hoy anda clavos en la pierna que se le fracturó, platinas en ambas manos y se notan algunas cicatrices en su rostro. La joven que cursa su tercer año de universidad  recibió la ayuda económica de sus compañeros, profesores y autoridades de  esta casa de estudios para pagar las medicinas y sobrellevar el tratamiento que costó más de US$2,500. Ella aún espera el proceso de rehabilitación.

Según la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN), hasta el 17 de noviembre del año pasado se registraba un total de 3,519 lesionados por accidentes en automotor.

El comisionado Edgar Sánchez, segundo jefe de la DSTN en ese entonces, promedió que al año resultan víctimas de accidentes un total de 4,500 personas.

Además señaló -el pasado viernes- que para el Ministerio de Salud (Minsa) las lesiones por accidentes de tránsito son catalogadas como las más caras por la gravedad de estas y lo que  representa en recursos como cirugía, terapia y tratamiento.

Esto significaría que solo para esa institución el gasto es de US$4.5 millones.

En marzo de 2015, la directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, Martha Reyes, refirió que “el costo de atención de salud por accidentes de tránsito es alto, tanto para el Minsa como para la familia de la persona afectada”.

Sin embargo, la funcionaria no especificó cuánto destina la institución para este tema.

GASTO MILLONARIO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial, indican que para los países en desarrollo el costo económico de los accidentes de tránsito se sitúa en el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación.

De modo que en 2015 el país habría gastado US$126.92 millones si se toma en cuenta que según el Banco Central de Nicaragua (BCN) el PIB fue de US$12,692.51 millones.

Además, ese año los conductores que pagan seguro de responsabilidad civil por daños a terceros aportaron al Fondo Nacional para la Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito un total de C$6.2 millones de acuerdo con cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

COSTO VARÍA

El doctor Alan Campos Rivera, cirujano y traumatólogo de la Clínica de Rehabilitación La Fuente, reveló que entre los problemas internos más comunes producidos por los accidentes se encuentran: los traumatismos y politraumatismos a nivel de miembros superiores e inferiores, en algunos casos fracturas con exposición del sistema óseo.

También señaló que “la mayor cantidad son lesiones externas, que tienen que ver con cortadura en la piel como laceraciones. En casos relevantes además hay amputaciones e incapacidades que se presentan posteriormente”.

El especialista comentó en entrevista con El Nuevo Diario que los costos varían en dependencia de la gravedad o situación del accidente. “Si el accidente fue muscular, solo es cuestión de descanso y analgésicos”.

“En cambio si el accidente fue grave, la estructura ósea es la que más daño sufre y el tratamiento puede superar los US$2,000 porque el sistema de salud en Nicaragua muchas veces no tiene materiales como los clavos quirúrgicos, las platinas y las prótesis. Entonces las personas deben gestionarlos por su cuenta, y hay casos en los que no cuentan con los recursos necesarios”, agregó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus