•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Algunas terminales de buses no se han remodelado desde hace décadas. Ese es el caso de León, cuya estación de transporte tiene el techo deteriorado y no hay bancas para que los usuarios esperen sentados. La de Boaco presenta las mismas características y un problema más: la basura. En Juigalpa y Masaya la situación es tan precaria que las autoridades han anunciado remodelaciones. Pero, ¿qué tienen en común las terminales de las principales ciudades del país?

Unas 10,000 personas acuden diariamente a la terminal de buses de León. Esta no tiene bahías ni bancas. El sitio ha sido absorbido por los comerciantes, quienes de manera desordenada se han instalado en las vías públicas, andenes de acceso en el interior y áreas verdes.

Mario Hernández, inspector del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) en León, afirmó que la flota de unidades en general suple la demanda de usuarios.

León

Sin embargo, los lunes y domingos es común observar grandes filas de personas que esperan hasta una hora de pie para tomar un interlocal hacia Managua.

“Son unidades que se encuentran en perfecto estado mecánico, la cantidad de unidades ha ido creciendo en dependencia a la demanda de usuarios, los propietarios de unidades invierten en el reemplazo de medios de transporte periódicamente”, aseguró el inspector Hernández.

Francisco Álvarez es presidente de la junta directiva de Comerciantes de la Terminal de Buses en León y declaró que en lo que respecta a la infraestructura física del edificio “las bases de hierro se encuentran socavadas y deterioradas, es un edificio que ya dio su vida útil. El techo y el piso están deteriorados, hace falta construir bahías y bancas, además el lugar ofrece servicios higiénicos, pero el usuario tiene que pagar porque la administración es privada”. 

Dos semanas atrás, los comerciantes, la intendencia del mercado y de la terminal de buses, y representantes del Sinapred hicieron un recorrido evaluativo por la terminal de buses, ya que es uno de los principales lugares de concentración de personas en la ciudad. 

Manuel González Acuña, uno de los usuarios que viaja de lunes a viernes de Managua a León, consideró que el sitio carece de todo.

“Es un lugar que permanece sucio, hace falta luminarias, bancas, letreros y bahías de espera, los usuarios esperamos de pie varios minutos y en ocasiones hasta horas porque carecemos de un buen servicio”, relató el usuario. 

Otro problema en el lugar es el congestionamiento vehicular. Mayra Sánchez, presidenta de la cooperativa de Taxis Interlocales León-Chinandega-Corinto (Cotrin, R.L.), recordó que “todas las rutas intermunicipales están concentradas en la terminal de buses, es por ello que hay congestionamiento, pero también observamos que hay poca inversión en la infraestructura del lugar por parte de la municipalidad”.

Boaco: el mismo mal 

Escasas bahías, pocas bancas, falta de servicios higiénicos y adoquinado en mal estado, es la condición en la que se encuentra la terminal de buses de Boaco. 

“Hay solo seis bancas, son insuficientes para todos los usuarios, además no hay servicios higiénicos, tenemos que ir detrás de los matorrales, aquí parece una chureca y no vemos a los trabajadores de la alcaldía recogiendo la basura que los usuarios y vendedores tiran en el piso, porque no tenemos educación y botamos la basura. Cuando llueve se hace una poza en una hondonada donde se parquean los buses”, relató Pedro González, usuario del transporte.

El transportista Noel Flores señaló que las dos terminales de buses que hay en la cabecera departamental no reúnen las condiciones necesarias para los usuarios y tampoco hay seguridad, porque están ubicadas sobre la carretera.

Otro aspecto es que ha sido absorbida por el comercio y no brinda las condiciones.

El presidente de la cooperativa de transporte de Boaco (Cotrabo), Mauricio Antonio Treminio Rocha, indicó que llevan cuatro años de estar arrendando la terminal a la municipalidad y que a ella le toca darle el mantenimiento.

“Intentamos obtener una reunión con la alcaldesa Karla Yahoska Peña para exponerle las condiciones en que se encuentra la terminal, pero lo que urge es la reparación del adoquinado que está en mal estado y en una segunda etapa esperamos que se le dé mantenimiento a toda la terminal, porque prácticamente ya es un anexo del mercado”, expuso Treminio Rocha.

Según el transportista, solicitaron el permiso para construir su propia terminal de buses, pero les negaron el permiso.

“Nosotros teníamos el dinero para comprar el terreno, pero no nos dan la oportunidad”, resaltó el directivo de la Cotrabo.

Remodelaciones

El próximo año la municipalidad de Juigalpa mejorará las condiciones de la parada de buses del mercado central Esperanza Díaz, debido a que carece de techo y bancas de espera para los usuarios, aseguró la alcaldesa Magna Lucía Murillo Sequeira, quien reconoció que necesitan recursos económicos para llevar a cabo ese tipo de proyecto en mención.   

Juigalpa también cuenta con la terminal de buses del mercado Mayales, que es privada. De ahí salen un total de 115 buses que viajan hacia algunos municipios de Chontales, Nueva Guinea, Muelle de los Bueyes, El Rama, Managua, Boaco, entre otros. La terminal cuenta con mejores condiciones para los usuarios: bancas de espera e inodoros.   

Marvin Pomares, director ejecutivo del Instituto de Defensa del Consumidor (Indec) consideró que es necesario mejorar las condiciones de las terminales de buses de Managua. 

“Las terminales de buses no sirven para nada. No hay servicios sanitarios ni asientos para los usuarios”, detalló Pomares.

Masaya y su caótica terminal  

La construcción de una terminal de buses decente en el mercado Ernesto Fernández es un tema pendiente.

El concejal Sergio Rosales, del Partido Liberal Independiente, aseguró que la Comisión de Transporte de la municipalidad se ha estado reuniendo seguido, luego de la vista de Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua, quien orientó agilizar la entrega de la terminal de buses.  

“Tengo entendido que la terminal se va a adoquinar en una primera etapa, pero el concejal Bernardo Silva es quien se ha estado reuniendo con las autoridades correspondientes para finiquitar el tema de la terminal de buses, que por años ha agobiado a los masayas”, dijo Rosales.

Germán Sequeira, presidente de la terminal de buses, expresó que las pésimas condiciones de la terminal de buses es la misma: no hay techo para proteger a los usuarios y siempre persiste el desorden de los comerciantes.  

El Nuevo Diario intentó comunicarse con el presidente de los transportistas, Daniel Calero, pero aseguró que se encontraba en una reunión con las autoridades y que no podía atender nuestra llamada.  

Por su parte, Manuel Martínez, vendedor ambulante, confirmó el desorden de la terminal y lo adjudicó a que no hay autoridad que establezca el orden.

“Si yo quisiera, ya hubiese agarrado un pedazo de lugar para poner mi venta, pero soy ambulante y así gano más. Veo que hay personas que toman tramos a la ligera y eso no lo controla la intendencia”, alegó Martínez.  

Chinandega, otro desastre

El flujo de pasajeros que salen de Chinandega hacia al menos 15 destinos se acerca a las 5,000 personas. Buena parte viaja en una flota vehicular gastada y espera en una terminal debido a que la actual no presta las condiciones para el tiempo de espera.

Según el plan de inversiones de la municipalidad, la terminal de Chinandega va a sufrir transformaciones.

“No tenemos el transporte que tienen otros departamentos, que poseen buses modernos”, apuntó Carmen Olivares, quien por su trabajo requiere viajar dos veces por semana hacia la capital.

Néstor Salgado, transportista de la Cooperativa de Transportes Interlocales (Cotrin), manifestó que la flota del corredor hacia Managua está a punto de ser cambiada. “En dos meses más nos vienen seis microbuses para sustituir a los que prestan servicio. Brindamos un viaje placentero”, comentó tras contabilizar 46 microbuses en esa ruta.

La terminal de buses que salen hacia El Viejo, Puerto Morazán o Cosigüina está ubicada a la orilla del mercadito de Santa Ana. Tiene condiciones deplorables, pues la parada es en la calle y reciben sol, polvo, viento y lluvia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus