•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La tercera encuesta electoral de M&R Consultores proyecta una baja abstención para las próximas elecciones presidenciales del seis de noviembre. Hasta hoy los números indican que sólo 25 por ciento de los ciudadanos aptos para votar se quedarían en sus casas como espectadores, sin ejercer su derecho de marcar la boleta electoral.

Las campañas proselitistas de este año han sido diferentes a las de elecciones anteriores. Raúl Obregón, director de M&R Consultores, dice que “esta elección es atípica”, pero la voluntad de la gente por acudir a las urnas se mantiene.

Obregón calcula que “la participación será de entre 75 y 78 por ciento, igual a las últimas elecciones (2011)”.

“Siempre las campañas no oficiales han iniciado un año antes a la elección, siempre ha habido movimientos fuertes alrededor de las candidaturas

, pero hoy estamos finalizando junio y todavía hay muchas dudas en cuanto al tema de las candidaturas” en la oposición”, señala.

M&R Consultores presentó este lunes su nueva investigación realizada entre el 11 y el 20 de junio. Un total de 2,000 personas fueron consultadas, en un universo de electores de más de cuatro millones, según fuentes de la firma. El margen de error es de 2.24% y el nivel de confianza de 95%. La ficha técnica indica que el índice de rechazo a ser encuestado es de 7.3%.

El 82% de las personas entrevistadas dijeron estar dispuestas a votar si las elecciones se hacían el mismo día en que eran consultadas.

“Esto subió dos puntos con respecto a abril. La encuesta tuvo un 7.3 de índice rechazo, esta gente tiende a no votar, para efectos de hacer un ejercicio de abstención, pudiese ser de alrededor de un 25 o 24 por ciento, pero hay que ver cómo se desarrollan las cosas en los meses venideros”, observa Obregón.

  • 30. 4 por ciento de los independientes dijo que sí van a ir a votar el seis de noviembre.

El estudio de M&R indica que el 82.8% de quienes se dicen opositores están dispuestos a votar. El 94.7% de los identificados con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) también tienen la firmeza de ir a la Junta Receptora de Votos (JRV) y el 56.8% de los llamados independientes no dudan de que marcarán la boleta.

“Esto nos va indicando que la oposición tiene que trabajar más con su segmento para motivar la participación en el proceso y tratar de llamar la atención de los independientes, que son los que pueden contribuir a mejorar sus niveles de votación”, dice Obregón.

Al observar los  porcentajes y hacer un ajercicio, podemos calcular que la abstención  sería de un  25  por ciento." Raúl Obregón, M&R Consultores 

La probabilidad de variar la intención de votar es de 5.1%., pero el 74.5 dijo de que no hay probabilidad de cambiar su disposición de marcar la boleta. Luego, la encuesta indica que al ser consultados sobre si el seis de noviembre van a ir a las urnas, el 60.5% dijo que “definitivamente sí votará” y el  25.7%  indicó que “probablemente sí votará”.

“Al observar estos porcentajes y plantear de nuevo un ejercicio para calcular la abstención, hablaríamos de mantenerse este comportamiento, de aproximadamente un 25 % de abstención”, reiteró Obregón.

La encuesta refleja que el 94.4 de las personas tienen cédula para votar.

Inquietudes

El 69.3%  respondió que el proceso electoral se va desenvolviendo con normalidad. A la pregunta de ¿hay algo qué le preocupa?, el 30.7% de los consultados respondió que sí, pero no se refieren precisamente a conflictos o inestabilidad política. El 12.2% de ese segmento manifiesta preocupación por la falta de transparencia, al 2.3% le inquieta la ausencia de observación y al 2.4% le preocupa la posibilidad de conflictos políticos.

El 66.8% de los entrevistados considera que las elecciones presidenciales son “muy importantes”.

La intención de votos para el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y Liberal  Independiente (PLI) sigue siendo baja.

“No digo que no hay ninguna oposición. Existe casi un 36% o 38% de electores que estarían dispuestos a votar en contra del FSLN. Hay que ver si hay algún liderazgo, alguna candidatura que atraiga a esos votantes. Hasta este momento no la hay, pero en el 2011, cuando surgió la candidatura de don Fabio Gadea Mantilla, los independientes empezaron a apuntarse a esa candidatura y comenzó a balancearse la intención de votos”, dijo Raúl Obregón.

“No hay güegüense”

El director de M&R Consultores considera muy difícil revertir las tendencias marcadas por estas encuestas.

  • 80 municipios fueron cubiertos por la encuesta de M&R.

Sobre la llamada actitud güegüense, en que supuestamente el ciudadano cambia de opinión a última hora, Obregón comentó: “Nunca he aprobado ni he estado de acuerdo con el tema güegüense, para mí no existe, el güegüense fue un tema acuñado en 1990  por una encuestadora que, a mi juicio y con todo respeto, no tuvo la entereza de aceptar que falló, sino que dijo “me engañaron”. En mi caso, yo dirigía la empresa Estudios y Consultas de Opinión (ECO) y fallamos totalmente. Para nosotros, la elección (en 1990) sería diferente, pero no hubo tal güegüense, lo que pasa es que no supimos entender qué es lo que estaba pasando con los independientes”. 

“El tema conceptual de voto oculto lo usamos desde 1996. En el 90 usamos el tema indecisos, el que no vota es porque está indeciso, pero el 90 (las elecciones) nos enseñó que el elector sabe lo que va a hacer. Para nosotros, conceptualmente hablando, no existen los indecisos, entonces, comenzamos a decir voto oculto; en nuestras encuestas no existen los indecisos, existe el voto oculto porque la gente sabe lo que va a hacer”.

Las tendencias

Las tres encuestas electorales que ha hecho M&R desde febrero, han marcado tendencias como que “el FSLN tiene las mayores probabilidades con el 65.4% de intención de voto, pero se proyecta un 35% que está en contra del FSLN”, indica Obregón.

Ahora “lo que está en juego  es el segundo lugar, lo que está en juego es la segunda fuerza; se observa la necesidad de que la oposición designe candidaturas que tengan el carisma necesario o suficiente para atraer la cantidad de independientes que están ahí, un 22% del electorado, que en este momento no es atraído por nadie. Ese voto independiente está más en manos de adultos, tendiendo a adultos mayores”, explica.

La campaña electoral inicia oficialmente el 20 de agosto y la elección será el 6 de noviembre. “Es muy difícil revertir la tendencia… Los partidos de oposición llegan más o menos a 10 puntos (en intención de votos), pero tienen un techo de 31.4 por ciento, esto indica que hay  más o menos 22% de independientes que podrían apuntarse a la oposición. ¿Quién va a llevarse eso? O bien una candidatura en particular o una unidad de partidos políticos de oposición que logre atraer a estos independientes”, comenta Raúl Obregón.

  • Dos mil personas es la muestra utilizada por la encuestadora.

“La intención de votos del FSLN es muy difícil que pueda bajar, se observa un voto suave de casi 12 puntos, que por alguna circunstancia, que no sé cuál puede ser, es que ese 12 por ciento cambie a otra tendencia política, pero puede ser para cualquier partido político, el voto suave tiende a la volatilidad”, opinó el director de M&R.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus