•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La llamada operación Mesoamérica, que involucró más de un año de investigaciones, tuvo su clímax ayer con la detención de al menos 31 supuestos miembros de una red internacional de trata de personas.

El golpe simultáneo a los traficantes de personas fue apoyado por EE.UU., Brasil, Colombia y México, informaron ayer fuentes judiciales. Casi todas las detenciones se produjeron ayer en Guatemala, Panamá, Costa Rica, Honduras y El Salvador.

Las fuentes judiciales centroamericanas explicaron que según la investigación, la red reunía migrantes africanos y asiáticos en Dubái, donde les conseguían documentación para viajar por aire a Brasil.

Desde suelo brasileño proseguían la travesía por tierra, mar y aire a través de Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, hasta llegar a Estados Unidos, su destino final.

Centroamérica sirve de puente para miles de migrantes ilegales que buscan llegar a Estados Unidos. Actualmente Nicaragua, Costa Rica y Panamá mantienen sus fronteras cerradas debido a la avalancha de cubanos y africanos que han llegado al istmo durante los últimos meses en su tránsito hacia el país norteamericano.

Nica capturado

Las autoridades costarricenses señalaron que en diciembre y en febrero pasados ya habían detenido a 6 integrantes de la red. Ayer en la frontera con Nicaragua hicieron un allanamiento donde detuvieron a un nicaragüense de apellido Arce, que encabezaba la banda local.

En Honduras, se informó que durante la última semana fueron detenidos tres empleados del Instituto Nacional de Migración supuestamente vinculados al grupo criminal y que se busca a otras personas relacionadas con la banda.

El supuesto cabecilla de la red guatemalteca que traficaba inmigrantes desde Asia y Sudamérica a Estados Unidos, Luis Leonardo Mejía, fue arrestado cerca de la frontera con México.

En mayo de este año el comisionado general Adolfo Marenco, subdirector general de la Policía Nacional, aseguró a medios oficialistas que se ha logrado capacitar a más de 144,000 personas en el conocimiento de la legislación de la trata de personas y factores de riesgo.

“Nosotros en este caso hemos venido haciendo operaciones nacionales y regionales desde el año 2010 en contra de la trata de personas y el tráfico ilícito de armas”, comentó Victoriano Ruiz, jefe de Investigación de Trata de Personas de la Policía Nacional, en su última declaración pública, hace un mes.

El año pasado Marvin Aguilar García, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, dio a conocer que se ha reportado "un promedio de 50 casos a los que se le ha dado seguimiento, se les ha procesado y sancionado”.

Forma de operar

Por su parte, la secretaría general del Ministerio Público de Guatemala, Mayra Véliz, dijo en una rueda de prensa en la capital guatemalteca que las pesquisas del caso comenzaron tras una denuncia de la embajada de Estados Unidos. 

Indicó que las autoridades cuentan con más de 25,000 escuchas y otros documentos que evidencian que los traficantes cobraban entre 7,000 y 25,000 dólares a cada inmigrante.

Desde abril pasado a Costa Rica han ingresado cerca de 2,500 migrantes africanos y asiáticos indocumentados, lo que ha obligado al Gobierno a abrir centros de atención humanitaria en las fronteras con Panamá y Nicaragua.

A estos migrantes, Costa Rica les abre expedientes migratorios, pero ante la falta de documentos es muy difícil precisar sus identidades y nacionalidades, por lo que los procesos de deportación son prácticamente imposibles.

La mayoría de estos migrantes ha recibido permiso para circular en el país, ya que al no haber cometido delito las autoridades nos los pueden mantener detenidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus