•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua, solo el 23% de las explotaciones agrícolas son manejadas por mujeres, mientras el resto del porcentaje es acaparado por los hombres, revelaron representantes de organizaciones de mujeres durante el foro “Acceso a la tierra-Seguridad Alimentaria”.

En el evento también se presentó el estudio “Las mujeres rurales y el acceso a la tierra: el caso de las socias de la Federación Agropecuaria de Cooperativas de Mujeres Productoras del Campo de Nicaragua (Femuprocan)”. 

El estudio muestra que mientras las mujeres se empoderan, no se observa redistribución de las actividades “femeninas” dentro del hogar, sino que implica una mayor carga para ellas. Además hay inconformidad y una disminución del aporte económico por parte de los hombres. 

Gloria Carrión Fonseca, directora del Programa de Investigación en Economía Política y Desarrollo Inclusivo de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg) —organización encargada de hacer el estudio—, refirió que “uno de los hallazgos que se encontró es que el país tiene una gran deuda histórica con las mujeres en relación con el acceso a la tierra”. 

“Si bien se hizo una reforma agraria, no se distribuyó en términos de género. El acceso a la tierra es fundamental para las mujeres rurales, pues la tierra es sinónimo de identidad, de vida. Tiene un significado de sobrevivencia”, acotó Carrión Fonseca. 

Las mujeres rurales no están pidiendo que se les regale la tierra, sino tener formas para hacer préstamos y comprarla”. Gloria  Carrión fonseca, Directora de investigación del Fideg.

Por su parte Blanca Lidia Torres, miembro del Consejo Técnico de Femuprocan, expresó que “más allá de la tenencia de tierra, hay que ver el tema de la legalidad y de los insumos que necesitan para producir”.

En este sentido, Torres detalló que son pocas las mujeres que tienen el poder sobre el terreno donde producen, pues en la mayoría de los casos este pertenece al hombre. También se da que es un bien mancomunado o proveniente de una herencia o no hay un título de propiedad. 

El informe, presentado ayer en la Universidad Centroamericana (UCA), dio a conocer que  la principal necesidad que enfrentan las mujeres es el acceso al crédito.  Al punto que del 100% de las mujeres organizadas en Femuprocan, solo el 52% tiene acceso a la tierra, mientras el 48% no tiene dónde producir. Mientras el papel de las mujeres rurales como productoras agrícolas no es visible, a pesar de su importante contribución a las economías locales.   

Mujeres rurales en la región continúan sin títulos de propiedad

SITUACIÓN • El informe “Tierra para nosotras” de la Red Centroamericana de Mujeres Rurales, Indígenas y Campesinas (Recmuric), presentado en octubre del año pasado, indica que hay grandes desigualdades en el rubro agropecuario. 

En países como El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua existen más de 10 millones de mujeres rurales. Entre ellas, campesinas e indígenas que trabajan más de 15 horas diarias para asegurar "la subsistencia y la alimentación de sus familias", desempeñando un papel fundamental en las "frágiles economías rurales de la región".

A pesar de este rol, este informe agrega que en Nicaragua, según el último censo agropecuario, se contabilizan 61,000 mujeres productoras agrícolas respecto a una población total de 1,100,000 mujeres rurales. Estas producen en el país la quinta parte de los granos básicos, y más de la tercera parte del café y el ajonjolí. 

  • 10 millones de mujeres en la región centroamericana usan como fuente laboral  y de ingreso el campo. 

Gloria Carrión Fonseca manifestó durante el encuentro que las mujeres en el campo tienen problemas para acceder a créditos y para ser dueñas de la tierra que cultivan. A tal punto que en América Latina y el Caribe solo el 18% de las féminas maneja este rubro. A su vez, Carrión instó al Gobierno a potenciar este aspecto.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus