•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cirujano plástico David Páramo deberá responder ante la justicia por la muerte de la joven Lizandra Jarquín González, quien falleció después que le practicó una liposucción y aumento de glúteos el pasado 17 de junio, operación por la que cobró US$2,200.

Páramo, quien se encuentra detenido en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como El Chipote, desde ayer fue acusado por homicidio imprudente, de acuerdo con la acusación fiscal radicada en el Juzgado Séptimo Local Penal de la capital.

La acusación presentada por la fiscal departamental de Managua, Mirna Siles, está respaldada por un dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML) firmado por cinco forenses y 17 testigos, entre los que destacan el personal que  lo asistió en la operación y médicos del hospital donde se hizo la intervención quirúrgica.

No advirtió

La Fiscalía asegura que el doctor Páramo no le advirtió a Lizandra Jarquín González acerca de los riesgos que conllevaba la operación a la que sería sometida, pues en el expediente clínico 35332 no consta el consentimiento informado de ambos procedimientos.

En el extenso escrito acusatorio se afirma que el cirujano plástico David Páramo ha “violentado las normas del deber objetivo de cuidado exigido para su especialidad y su actuar profesional”, procedió a extraer grasa del cuerpo de la víctima en una cantidad superior a lo que su masa corporal permitía.

A Lizandra Jarquín González el doctor Páramo “le extrajo 8.2 litros de grasa, cuando como máximo podía eliminarle 3.5 litros. Además le aplicó siete litros de solución de Klein y lo recomendado son de 2.5 a 3.5 litros”,  refiere el parte médico legal.

“Producto del procedimiento inadecuado realizado por el acusado al momento de la cirugía estética que le realizó a la víctima, fue que al momento de ser trasladada de la mesa operatoria a la sala de recuperación, presentó un paro cardiorrespiratorio, recibiendo tratamiento de reanimación pero, luego sufrió otros dos  estando en la Unidad de Cuidados Intensivos”, concluye el dictamen médico firmado por cinco forenses del Instituto de Medicina Legal.

Familiares escépticos

Ayer también fue entregada a los familiares de Lizandra el acta de defunción en la que el Ministerio de Salud (Minsa) asegura que la causa de muerte es un edema cerebral y pulmonar asociado por embolia de grasa masiva después de una operación estética.

“Este informe (acta de defunción) del Minsa no dice en ninguna parte que mi hija haya muerto por un infarto a como dijo él” médico, refirió Sandra González, madre de la Lizandra .

El acta de defunción le fue entregada a la familia 13 días después del fallecimiento. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus