•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Los colegas (médicos) de Medicina Legal son temerarios. Ellos no son cirujanos y nunca han estado en un quirófano”, sostuvo el cirujano plástico, David Páramo, a quien el sábado se le reeditó la audiencia preliminar por homicidio imprudente.

El doctor, señalado como responsable de la muerte de Lizandra Norisel Jarquín Rosales –conocida también como Lizandra Rodríguez-, rompió el silencio rechazando el dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal (IML).

Según Páramo no es cierto que él haya extraído 8.2 litros de grasa del cuerpo de Lizandra Jarquín al hacerle la operación de liposucción y aumento de glúteo , que se menciona en la acusación de la Fiscalía.

Lea: Acusan al doctor Páramo por homicidio imprudente

“Si yo aplico siete litros (solución de Klein) y saco 8.2 litros, eso significa que estoy sacando de grasa 1.2 litros”, explicó el médico.

El informe emitido por cinco forenses del IML que ahora es cuestionado por el acusado, señala que el cirujano Páramo aplicó siete litros de solución de Klein cuando lo recomendable es un máximo de 3.5.

¿Fue la anestesia?

El médico David Páramo, quien reiteró haber  hecho  correctamente la operación estética a Lizandra Jarquín, sugirió que las complicaciones que ocasionaron la muerte de la joven podrían estar relacionadas con la cantidad de anestesia aplicada.

“Si yo saqué todo mi líquido completo y la paciente presenta un edema, hay que ver también los líquidos que fueron administrados por anestesiología y no por la propia operación”, manifestó Páramo.

Cabe mencionar que entre los 17 testigos ofrecidos por la Fiscalía para demostrar en juicio la culpabilidad del galeno están los anestesiólogos que participaron de la operación.

A manera de justificación, el cirujano plástico dijo que según literatura estadounidense de cada 5,000 personas que se hacen una operación de liposucción, uno fallece.

El acusado restó importancia al hecho que el Ministerio de Salud (Minsa) haya informado a las autoridades policiales de que su clínica no está registrada legalmente, al señalar que la inscripción se hace anualmente y que únicamente no había correspondiente al actual periodo.

También refirió que la clínica Laserterapia, en realidad, es un consultorio médico.

En ese sentido, especialistas en cirugía sostienen que algunos doctores establecen clínicas que realmente no lo son, ya que son lugares donde los doctores pueden ofrecer una consulta, no una intervención quirúrgica.

“Todos los doctores en Nicaragua estamos regidos por el Minsa. No es necesario estar afiliado a alguna asociación médica, lo que si es necesario es estar avalado y certificado. Uno no puede andar poniendo el nombre de clínicas cuando en realidad es un consultorio”, señaló Gustavo Andrade, médico internista y cirujano plástico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus