•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La maestría en Derecho de Empresas con asesoría Jurídica que ofrece la Universidad Centroamericana (UCA) es la primera maestría acreditada por la Agencia Centroamericana de Acreditación de Postgrado (ACAP) en el país. Manuel Aráuz, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, explica en esta entrevista el aporte que generará a las empresas nicaragüenses, las utilidades en el extranjero, así como las ventajas que el egresado adquiere en el campo laboral.

¿Cuál es el compromiso que asume la UCA ante esta acreditación? 

El otorgamiento de una acreditación es el reconocimiento de una calidad certificada y es el resultado de una evaluación realizada por expertos de calidad de programas académicos de otros países, quienes vinieron a revisar  todo el funcionamiento de la maestría. 

La UCA asume el compromiso de seguir trabajando en la calidad, de mantener programas actualizados, de continuar con una planta docente muy cualificada y al mismo tiempo con atención especializada en sus estudiantes. Nos compromete en seguir trabajando en los nuevos desafíos que nos presentan las nuevas tecnologías de información de comunicación (TIC) en el sentido de que los estudiantes pueden entablar charlas, conferencias con diversos profesores virtualmente, y de la misma manera nos compromete a mantener actualizado el plan de estudio y el acceso de base de datos documentadas internacionales en el ámbito de derecho. 

¿Qué valor agregado da a la maestría? 

La acreditación da la posibilidad de obtener recursos del programa mismo y recursos de organismos internacionales a través de convenios de colaboración para realizar investigaciones, da la posibilidad de que el estudiante pueda solicitar becas para organizar esta maestría en Nicaragua. Asimismo, se obtiene el requisito del Banco Mundial y del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) para otorgar becas o apoyo económico con el fin de cursar programas de postgrados porque requiere que estos sean acreditados internacionalmente, y eso es un beneficio que los estudiantes podrán tener. La acreditación es un sello de calidad y cuando una persona es graduada de un programa acreditado ayuda al estudiante a una buena colocación en puestos de trabajo.

¿Qué competencias y habilidades adquiere el profesional con la maestría en Derecho de Empresas?

El graduado es capaz de resolver problemas jurídicos de empresas que se presentan en la realidad nacional, es decir que el maestrante durante su proceso formativo va adquiriendo competencias, habilidades y destrezas que le ayudan a resolver problemas concretos. Desde asuntos que se relacionan en ámbitos laborales, la estructura interna del órgano y las competencias de cada órgano. La persona podrá resolver con facilidad las facultades que tienen la asamblea general de socios de una sociedad anónima por ejemplo, y puede asesorar principalmente tanto a una empresa transnacional o una microempresa. Los evaluadores de ACAP han constatado ese desempeño en el campo laboral a través de visitas y entrevistas con los egresados.

¿Por qué la especialización en asesoría jurídica en esta maestría? 

En realidad es una demanda de la empresa, la especialización en asesoría jurídica es como respuesta a que el programa sea pertinente, que sirva para resolver problemas a la sociedad y con esta maestría respondemos a la pregunta ¿qué necesitan las empresas? (…) Necesitan asesores que ayuden a tomar las decisiones en el ámbito jurídico.

¿Cuáles fueron los parámetros que tomó en cuenta la ACAP para acreditar la maestría en Derechos de Empresas?

Son más de 140 indicadores que el programa debe cumplir, agrupados en categorías, por ejemplo, una de esas categorías son los alumnos. Si un programa serio debe tener mecanismos y disposiciones para garantizar el acceso, en el sentido de que también haya un proceso de selección de los alumnos; de la misma manera se evalúa la categoría de los docentes, su nacionalidad, asignaturas que imparten, nivel de formación, si están en constante investigaciones, si participan en congresos internacionales, si están organizados en redes de investigación y de conocimiento y otro de los aspectos que se tiene en cuenta para evaluar es la estructura y solidez de los alumnos, en cuanto a secuencia lógica del plan de estudio. Un programa que tenga vínculos internacionales, el ámbito de empleadores, valorar qué están haciendo los graduados.  Se ha certificado que el programa tiene una comunicación fluida con sus estudiantes en conferencias y charlas constantes que se imparten dentro o fuera de la UCA, por lo tanto también se valora la participación  e interés que queda de los graduados.

¿Cuánto duró el proceso de acreditación?

El proceso comenzó desde 2010. Una acreditación comienza desde una visión de la institución de educación superior en asumir el reto de someterse a una evaluación externa que certifique la calidad que tiene. La decisión fue tomada por la rectora Mayra Luz Pérez y eso trajo como primera consecuencia hacer una autoevaluación donde se creó una comisión para la misma. 

Analizamos todo el plan de estudio y la metodología y se trabajó por un plan de mejoramiento. Finalmente en el año 2015 producimos el plan de mejora y logramos descubrir que al entrar en el proceso siempre hay algo en qué mejorar porque eso hace la calidad, ir pensando siempre a más. Dentro de tres años nos volverán  a evaluar y la acreditación significa un proceso sin fin. El reto que queda de cara al futuro es mantener y potencializar las fortalezas que tenemos y también superar esos desafíos y debilidades que por supuesto todo programa lo tiene.

¿Qué utilidades ofrece al egresado en el extranjero?

En un mercado tan abierto como lo es el (mercado) nicaragüense hay programas de maestrías que tienen una duración muy corta donde no son llevados con seriedad y responsabilidad, en el que el alumno no aprende mucho aunque pague mucho, pero la existencia de un programa que tenga una acreditación internacional da una garantía que el alumno cuenta con un título internacionalmente y que la calidad de esta maestría está reconocida internacionalmente donde aplica a nivel global.

En el ámbito de las nuevas tecnologías, ¿qué ofrece esta maestría?

La bimodalidad. Las clases no son totalmente presenciales, todas las asignaturas tienen un contenido de clases virtuales, la UCA en general utiliza el sistema Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) que es una ventana donde los programas se desarrollan, se colocan materiales que deben desarrollarse, foros virtuales donde el alumno interviene en el lugar donde esté, la virtualidad se aplica desde hace cuatro años. Incluso profesores internacionales imparten algunas clases por el EVA.

¿Cuántos egresados han cursado la maestría en Derecho de Empresas?

Actualmente estamos en la edición XI. Hasta la fecha hemos graduado 320 y lo interesante es que este programa no es solo para abogados, hemos tenido ingenieros, del ámbito de la comunicación, y administradores de empresas de diferentes partes del país. 

¿La UCA se encuentra en proceso de acreditar  otras maestrías? 

La universidad está sometida a varios procesos, tanto como institución, sometida por disposición y por un proceso de mejora. El Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA) ha establecido que todas las universidades deben implementar un plan de mejora, nosotros como institución estamos en eso. Hay un proceso de acreditación en la maestría en Dirección y Administración de Empresas. Dentro del plan estratégico del año 2016 sobresale la acreditación y ese desafío ya forma parte del quehacer de la UCA en los próximos años.

  • 320 graduados ha tenido la maestría en Derecho de Empresas.

La UCA recientemente graduó  a los primeros doctores en derecho del país, ¿qué ofrecen los programas de doctorados?

La UCA tiene el primer programa de doctorado en Derecho en Nicaragua que comenzó en el año 2011. Es un tema muy serio y la UCA se lo ha tomado seriamente.  Sirven para especializarse en un área concreta y muy particular en un área del derecho, se vuelve especialista en el trabajo del derecho, sirve para la investigación, para la asesoría, para la docencia, el doctor mira los fenómenos sociales de una manera distinta porque el proceso de investigación te permite ver el detalle para analizar más allá de lo simple y extraer consecuencias de los fenómenos para sugerir cambios, hacer propuestas de leyes, para normar procedimientos, y seguir investigando. También tenemos doctorados en humanidades y estamos en un proceso de crear más doctorados, aunque puede ser un proceso lento porque no se puede ofrecer doctorado si no hay suficientes doctores en Nicaragua.

Catedrático

Manuel Aráuz

Doctor en Derecho por la Universidad de Alcalá, España, (2000). Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus