•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Michael Adrián Salmerón Silva, de 24 años, fue condenado a una pena de 183 años y 6 meses de prisión por ser el autor de los delitos de femicidio, asesinato, asesinato en grado de frustración, violación y abandono de personas en perjuicio de una familia que residía en Matapalo de Santa Cruz, Guanacaste, Costa Rica.

La jueza Fabiola Betancourt, titular del Juzgado Primero Especializado en Violencia, lo condenó a 6 años de inhabilitación para que no pueda ejercer los derechos como padre, ya que una de las víctimas, de tan solo 2 meses de nacida, era su propia hija.

Salmerón Silva asesinó a cuchilladas a su excompañera de vida Yemmi Jessica Durán Guerra, de 38 años, al esposo de esta, el norteamericano Dirk Beauchamp, de 57; y a los hijos de ambos de 12, 8 y 6 años de edad, en febrero de este año. Dijo que se encontraba bajo la influencia del licor y la cocaína.

Te interesa: Madre de Salmerón testificará contra él

CUMPLIRÁ SOLO 30

Luego de cometer la masacre se fugó y regresó a Nicaragua, pero fue entregado por su propio padre a las autoridades policiales para enfrentar el juicio en su contra. Costa Rica solicitó que fuera enviado a ese país para ser procesado, pero dicha petición fue rechazada por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia debido a que los nacionales no pueden ser extraditados según la Constitución Política.

Ayer la judicial le impuso las penas máximas por cada delito. Por los tres asesinatos (el de Dirk, el niño de 8 años y la niña de 6) recibió 90 años de cárcel; por la violación y asesinato de la niña de 12 años, recibió 44 años y 6 meses; por el asesinato en grado frustración de la niña de 4 años le dieron 20 años; por el femicidio contra Yemmi, con quien tenía una relación amorosa, obtuvo 25 años y por el abandono de personas, cuatro años.  Sin embargo, por la legislación del país el acusado solo va cumplir 30 años de prisión y saldría el próximo 29 de junio del 2046.

“Se considera que todas las muertes se producen dentro del contexto de odio hacia Yemmi Jessica Durán Guerra porque más que eliminar todo testigo que lo incriminara, matar a las hijas e hijos de Yemmi es la exteriorización de una voluntad de exterminar cualquier vínculo que le recordara que Yemmi Jessica no era de su total propiedad y por ende, estaba ligada a otros aspectos y otras atenciones para con sus hijas e hijos de otra relación anterior a la suya”, aseguró la jueza Betancourt en la sentencia.

La judicial ordenó que Salmerón cumpla la condena en las celdas del Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo. Además deberá someterse a programas dirigidos a cambiar su carácter, procurando que no reincida en este tipo de hechos. Señaló que las evidencias del caso quedan en manos de las autoridades policiales costarricenses.

Autoridades costarricenses serán informadas

La titular del Juzgado Primero Especializado en Violencia, Fabiola Betancurt giró orden de notificación a funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores para que estos a su vez comuniquen dicha resolución a sus homólogos en Costa Rica.

Cabe señalar que la lectura de sentencia estaba siendo observada en vivo, a través de una teleconferencia, por familiares de las víctimas y funcionarios costarricenses de organismos defensores de los derechos de los niños y adolescentes.

“Es una sentencia que es educadora porque tiene la función de prevención general del delito, de hacer cambios transformadores en nuestros patrones socioculturales, estamos hablando de que se retomó el por qué se dio esta violencia, que es una violencia femicida dentro del ámbito de la misoginia”, consideró la fiscal de la Unidad de Género del Ministerio Público, Odette Leytón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus