•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Solo en el Hospital Materno Infantil Bertha Calderón Roque, se atienden a diario 25 partos vía vaginal y 15 cesáreas. De estos, el 95% son embarazos a término y el resto son pretérmino, es decir, antes de las 40 semanas, explicó la ginecóloga Carmen Isabel Solórzano, quien trabaja en dicho centro.

A juicio del ginecólogo obstetra Alberto Porras, en muchos de los hospitales del país no existen los equipos necesarios para tratar a estos bebés que “nacen antes de tiempo”.

“En nuestros hospitales no estamos capacitados para darle seguimiento a los bebés prematuros, por un lado tenemos equipos obsoletos y por el otro, equipos que no están funcionando bien por falta de mantenimiento. Y  en la mayoría de los casos hablo de equipos que no son tan costosos como las incubadoras, los aparatos de oxígeno y el conteo de las microgotas para alimentar a los bebés”,  comentó Porras.

El especialista mencionó  que para tratar a estos bebés en un hospital público se debe invertir como mínimo US$500 a la semana.

Por lo general, estos pacientes permanecen dos o tres semanas después del nacimiento,  lo que vendría resultando en más de US$1,500 para atender a cada uno.

Además del capital, Porras dijo que otro de los problemas que prevalecen en los hospitales son las infecciones, que ocurren con mucha frecuencia, sobre todo en los públicos. La ginecóloga Carmen Isabel Solórzano añadió que en los casos de los bebés prematuros, su sistema inmunológico no está desarrollado, por ello, son más propensos a contraer enfermedades e infecciones.

Atención más limpia

En los países en desarrollo, el riesgo de infección relacionada con la atención sanitaria es de dos a 20 veces mayor que en los países desarrollados. Incluso, en algunos países en desarrollo, la proporción de estos pacientes puede superar el 25%, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS indica que estos nacimientos antes de tiempo son la principal causa de muerte en bebés en las primeras cuatro semanas de vida, y es la segunda causa principal de mortalidad después de la neumonía en niños menores de cinco años.

Solórzano refirió que es posible que estos bebés prematuros tengan complicaciones en el intestino, por el hecho que permanecen con ventilador  y tienen mayores riesgos de padecer neumonía y lesiones en los ojos, por eso es necesaria una atención integral.

Porras comentó que los bebés nacen prematuros a causa de infecciones en las vías urinarias, infecciones en el cuello de la vagina, malnutrición de la madre o embarazos a temprana edad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus