•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Wanky Monge no era muy conocida. La veían muy poco y cuando lo hacían casi siempre estaba vestida con ropa larga y suelta. Jamás le vieron embarazada.

Ella y su pareja, Túpac Amaru Murillo, son originarios de Villa Libertad, donde estaba el bebé Betzael Orozco, secuestrado desde el 1 de junio.

“Alístese que le tengo buenas noticias”, fue lo que le dijo el capitán Victoriano  Ruíz, jefe del Departamento de Trata de Personas de la Policía Nacional, a Marianela Flores Maldonado la tarde del sábado, cuando llegó hasta su casa de habitación, en el barrio Leningrado de Managua.

— ¿Es lo que me estoy imaginando? —preguntó Marianela.

 —Sí, alístese —contestó el capitán.

“Cuando lo vi (al niño) casi se me sale el corazón, creía que era un sueño, no lo podía creer. Tenía miedo hasta de cargarlo”, relató Marianela Flores Maldonado la tarde de ayer desde su casa, cuando regresaba del Hospital Carlos Roberto Huembes, donde su hijo permanece interno.

Investigaciones

Según la policía, la mujer de 30 años secuestró al recién nacido y será puesta a disposición del Ministerio Público para ser procesada. También se detuvo a su pareja, y a su media hermana, Julia Monge Murillo, quien trabajaba en la bodega del Hospital Alemán Nicaragüense, donde ocurrió el rapto.

Los tres están detenidos, confirmó Francisco Díaz, subdirector de la Policía, en conferencia de prensa.

Una fuente ligada a las investigaciones, que solicitó el anonimato, dijo a El Nuevo Diario que Monge planeó y ejecutó el secuestro del bebé, ahora la policía está determinando el grado de participación de su esposo Murillo y de su hermana.

Motivos

Según la fuente, Monge convivía  con Murillo a pesar de sus malos pasos. Ella es madre, pero en octubre del 2015 quedó embarazada de su pareja. El nuevo estado hizo que Túpac encontrara motivos para portarse bien y alejarse de los caminos ilícitos.

“Se robó al niño porque Túpac deseaba mucho ser padre, y cuando supo del embarazo, cambió totalmente para bien y hasta estaba trabajando formalmente", relató la fuente.

Sin embargo, el ensueño terminó cuando por razones desconocidas se interrumpió el embarazo. 

Por temor a que la dejara o que se volviera a comportar como delincuente, Wanky pudo convertirse en raptora.

El secuestro

Monge creyó que podía robar un bebé del hospital donde trabajaba su hermana, hacerlo pasar como suyo y llevárselo a Túpac.

Pasó un día y una noche completa en el Hospital Alemán Nicaragüense planeando cómo sacar a un infante y eligió al niño de Maríanela Flores, porque dio a luz el día que le hubiera tocado a ella tener al suyo.

Vestía ropa de color y también las gabachas blancas que usan los médicos. Estando en el lugar se le dificultó concretar el hecho, por lo que se trasladó al Hospital Bertha Calderón, donde tampoco pudo hacer nada y regresó.

Aprovechó la inocencia y descuido de la abuela del niño, quien le solicitó un medicamento y una vacuna. -Betzael estaba enfermo cuando lo recuperaron-

“Ella andaba vestida con ropa de médico, al agarrar al niño lo metió en un bolso, llamó a su pareja Túpac para que la llegara a traer en un taxi, este llegó y lo raro es que no se extrañó que su mujer llevara a la criatura dentro de un bolso y no en los brazos, como lo haría toda madre”, cuestionó la fuente sobre la posible complicidad de Túpac.

Cabe señalar que el identikit difundido por la Policía, según la fuente, describe a Wanky Monge, la secuestradora. 

Alerta de vecinos

Villa Libertad es como un pueblo, los vecino comentan, observan, vigilan y hablan. 

De pronto, la pareja llegó a la casa de Túpac con un niño en los brazos. Los vecinos afirman que en las pocas veces que vieron a la mujer jamás notaron un embarazo. 

Eso levantó sospechas y llamaron a las autoridades.  El viernes a eso de las 2 de la tarde, la Policía Nacional, con un gran despliegue en el sector de la casa 1095, entró a la vivienda y le pidió a Wanky, quien en ese momento estaba sola, que entregara al niño. Minutos después un agente con la cara cubierta sacó también oculto entre trapos al bebé, mientras la mujer era arrestada, relataron los testigos.  

El menor presentaba neunomía y anemia leve, por lo que pemanecía en el hospital. No hay evidencia de que el niño haya recibido maltrato físico, dijo su mamá, “pero creo que recibió maltrato psicológico porque se queda ido y de repente empieza a llorar. Para mí eso no es normal”, dijo la legítima madre.

Se ocultaron todo el tiempo

PAREJA• Túpac era más conocido en la villa porque tenía muchos años de vivir en la casa 1095, pero a Wanky no la miraban con frecuencia, era casi una desconocida, quizá porque pasó muchos años en Costa Rica. 

Dicen que la pareja era reservada, no los veían mucho y nunca causaron problemas, desde hace un mes vivían prácticamente encerrados, no salían.

  • 30 años años de edad tiene la secuestradora de Betzael.

A Wanky Monge nunca la vieron embarazada ni hablando con los vecinos. La gente de la villa aseguró que tenía poco tiempo de vivir con Túpac, no fue hasta hace menos de un año cuando empezaron a verla habitar la casa. La familia de Wanky está a pocas cuadras. Ahí viven su hermana Julia Monge, su madre, una señora de la tercera edad, y un menor de 13 años, supuesto hijo de Wanky. Los vecinos aseveraron que la mujer que hizo pasar un niño ajeno como suyo, no se lleva bien con su familia. De hecho, casi nunca estaba en Nicaragua porque viaja constantemente a Costa Rica. Según conocidos, el menor de 13 años es hijo de ella y la madre se encargó de criarlo. Con respecto a su hermana, Julia, las personas que la conocen afirmaron que es una buena persona.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus