•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

Ana Guadalupe García Valdivia, una de las cinco personas acusadas en el caso del bebé secuestrado en el Hospital Alemán Nicaragüense, aseguró que es inocente porque  fue hasta el 17 de junio que comenzó a sospechar que el niño raptado estaba en su casa, en el barrio Villa Libertad de Managua.

“Entonces yo me preocupé más, lo puede corroborar una policía que vive en mi barrio que se llama Tania Ramírez, ella puede corroborar”, dijo García Valdivia al ser abordada por los periodistas al término de la audiencia preliminar realizada esta tarde y en la cual quedó admitida la acusación y se dictó prisión preventiva contra todos los procesados.

La mujer, quien dijo tener 30 años de laborar en el Hospital Alemán Nicaragüense, afirmó que ella colaboró con el proceso investigativo para esclarecer los hechos.

Según la relación de hechos presentada por el Ministerio Público, García Valdivia se desempeñaba como supervisora del área de nutrición de dicho centro asistencial y supo del secuestro del bebé el 1 de junio, día en que el menor de edad fue sustraído por Wanky Monge Altamirano.

La acusación indica que Mario de Jesús Muñoz Areas le informó ese día del rapto del bebé al ver que la noticia había trascendido a nivel nacional. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus