•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras el hallazgo de una embarcación con un lote de armas y municiones, a una milla al norte de Potosí, jurisdicción de El Viejo, se arrestó en León a dos personas vinculadas a un taller de reparación de armas de fuego, que la Policía de Chinandega asegura que es “ilegal”.

Un operativo de la Policía de Chinandega, en coordinación con la de León, dio seguimiento a la investigación que se levanta desde el viernes, cuando en la lancha Rubidia viajaban un salvadoreño y dos nicaragüenses con armamento y municiones, de un punto a otro, en las aguas de golfo de Fonseca.

Entre las armas están una subametralladora estilo UZI recortada, 20 cargadores de fusil AK cargados con 600 proyectiles, 2 cajas de municiones de 22 milímetros con 100 proyectiles y 2 cajas de municiones para arma corta Makarov. 

El comisionado Pablo Mendoza, segundo jefe policial en Chinandega, declaró que de los resultados del allanamiento que se realizó en la quinta calle del reparto San Carlos, en León, se encontró un sitio clandestino donde se está trasladando y almacenando armas para operaciones vinculadas con el crimen organizado.

El taller de armería es propiedad de Pedro Antonio Aguirre Lagos, de 39 años, quien junto a Denis Ramón Robelo fue  presentado en rueda de prensa. Según la policía, están relacionados con el salvadoreño Celso Díaz Flores, Denis Augusto Morales y José Raúl Martínez, condenados por los delitos de tráfico y almacenamiento de armas. 

Tanto Aguirre, capturado en León, como  Robelo, en Chinandega, niegan tener vínculos entre sí y aseguran que laboran reparando armas legalmente. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus