•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con Betzael en brazos y custodiada por agentes de la Policía y médicos del Hospital Carlos Roberto Huembes llegó Marianela Flores Maldonado ayer a su casa de habitación situada en el barrio Leningrado de Managua.

Fue recibida por sus otros dos hijos y familiares, pero ingresó por la parte de atrás de la vivienda, ya que las autoridades policiales y médicas evitaban el contacto directo con los medios de comunicación.

“El niño sigue con tratamiento debido a la neumonía, anemia, dermatitis, viene desnutridito, pero ya agarrando el pecho y también bebe leche de fórmula”, precisó Marianela Flores, cuyo bebé fue secuestrado el pasado 1 de junio del hospital Alemán Nicaragüense.

Flores agradeció el apoyo de los medios de comunicación y a la población que denunció a Wanky Monge Altamirano y a su marido Túpac Amaru Murillo, quienes según la acusación de la Fiscalía fueron los que sacaron al bebé del hospital con ayuda de Julia Monge Altamirano, su pareja Jesús Muñoz  Áreas y la madre de este, Ana García Valdivia.

Flores insiste en que hay más gente implicada en el secuestro de su hijo. "¿Cómo va a ser posible que salieron por emergencia y nadie los vio? ¿y el CPF que estaba ahí, por qué los dejó salir?”, cuestionó.

“Incluso una vez cuando yo me resistía a salir del hospital una doctora me dijo que ya estaba como huésped. Y usted, ¿qué ha pensado?, ¿se va a su casa o se queda aquí? me dijo y yo sentí como que les estorbaba, pero no puse queja porque estaba enfocada en encontrar a mi hijo”, agregó Flores.

La progenitora del bebé que ha sido llamado como Betzael Orozco Flores no concibe cómo los trabajadores del hospital que están presos por el secuestro, pudieron quedarse callados sabiendo el paradero de su hijo. “¡Viendo mi sufrimiento, mi angustia, mi zozobra! Esa gente no tiene corazón, no dijeron nada”, acotó.

“Exigimos justicia, el Minsa y las autoridades del Hospital, deben de averiguar bien y limpiar el personal de personas que hagan esa maldad (secuestrar un recién nacido), con una criatura no se anda jugando”, dijo Gertrudis Padilla, familiar de Flores.

Familiares y vecinos se congregaron ayer

Luego que fue encontrado por la policía, el bebé fue ingresado al hospital.

ENFERMEDADES
Según los médicos que lo atendieron en el hospital de la Policía,el bebé presentaba neumonía y anemia.

MISA
El próximo domingo 17 de julio la familia presentará al tierno ante la feligresía católica de la Iglesia San José Obrero y ante una congregación evangélica, en agradecimiento por el milagro recibido.

RECIÉN NACIDO
El bebé es el menor de tres hermanos y fue robado cuando tenía 12 horas de nacido. 

ACUSADOS
Cinco personas fueron acusadas por el secuentro del bebé.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus