•   Prinzapolka, RACN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La noche del 9 de julio, Margarita Ruiz no pudo dormir debido a la lluvia. Ella observaba con preocupación cómo crecía el río Prinzapolka, por lo que se aferró a sus tres niños con la esperanza de no tener que desalojar su vivienda, pero antes de lo que imaginó fue evacuada a la escuela Flor de Pino, uno de los albergues activados por el gobierno municipal para atender la alerta roja emitida en esta zona del Caribe Norte.

Ruiz Flores es habitante del barrio Punta Caliente, uno de los tres que el río se tragó en el sector urbano de Alamikangban, cabecera municipal de Prinzapolka, donde se reportan 33 comunidades inundadas.

El río entró y se llevó a su paso todo lo que pudo. Ana Martínez también tuvo que abandonar su vivienda. El Prinzapolka se la tragó. “Solo pude sacar la ropa”, lamentó Martínez. “Debemos esperar que baje el río para ver qué podemos rescatar o si queda algo de la casa”.

Lorna Marní López aún permanece en su vivienda y dice que el agua nunca había alcanzado ese nivel, sin embargo su mayor preocupación es que la zona de cultivo ha quedado bajo el agua.

“La llena ocasiona dificultades para poder garantizar los alimentos, la cosecha que teníamos se la ha llevado la corriente, necesitamos que nos apoyen con las semillas de arroz y maíz para poder volver a sembrar. No nos ha quedado ni para las semillas”, aseguró la mujer.

El último informe del Comité Municipal para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred) señala que un total de 1,376 familias que suman un total de 7,044 personas, entre adultos, mujeres embarazadas y niños de las zonas del sector Yaoya, Cuenca Media, sector Pía, cuenca Baja, cuenca Bambana Isnawas y Litoral, así como del sector urbano, se encuentran con sus viviendas inundadas.

El albergue de la escuela Flor de Pino está lleno de evacuados. Ahí se oye el llanto de los niños y el rostro de las mujeres refleja la tristeza por haberlo perdido todo.

Algunos tienen mosquiteros, y en su mayoría se acomodan en el suelo. Hay quienes cumplen siete días ya en estas condiciones.

Ayuda

La joven Rosalina Pleing se encuentra apoyando las labores de evacuación que encabezan los efectivos del Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua, y explicó que en el albergue hay escasez de alimentos y frazadas. 

“Hay niños, mujeres embarazadas, mujeres reciente paridas y aquí no tenemos comida, pedimos al gobierno nos apoyen con alimentación, ropa, cobijas, pero sobre todo alimentación. Esta gente no ha comido nada, solo cereal y tortilla, pedimos apoyo porque nuestro municipio está inundado completamente”,  dijo Pleing. 

El alcalde Ekland James Molina reconoció que el gobierno municipal no tiene la capacidad para atender la emergencia. “nuestra capacidad se reduce a levantar el informe de evaluación y análisis de daño, pero no tenemos los recursos para hacer frente a esta situación”, lamentó.

  • 1, 376 familias sufrieron afectaciones.

James Molina urgió al gobierno y organismos ayudar con frazadas, alimentos, agua, medicamentos para atender los casos de enfermedades que se están presentando en niños. Asimismo piden combustible para poder recorrer todo el territorio afectado.

El edil explicó que una vez que el nivel del río lo permita, se debe realizar el informe de daños en los cultivos y viviendas de las familias afectadas.

Gobierno emitió alerta

Dicha alerta es roja debido a la gravedad de los estragos.

MUNICIPIOS
Nueve municipios del Caribe Norte y Sur están sufriendo estragos a causa de las lluvias, provocando afectaciones a 8,905 personas.

CARIBE
Las principales afectaciones por las lluvias en el Caribe se centran en tres departamentos: las regiones autónomas del Caribe Norte y Sur y Zelaya Central.

ALBERGUES
Se contabilizan 534 familias evacuadas sobre todo en El Rama y se activaron 23 albergues entre El Tortuguero, El Rama, Laguna de Perlas y Prinzapolka.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus