•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Bosawas no es un árbol, no es un pájaro, es la vida futura de Centroamérica. Es una plataforma de salvación para ayudarnos a enfrentar un cambio planetario”, expresó Eduard Müller, en representación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). 

Pero esa es una salvación que podría faltar, ya que la Reserva de la Biosfera ha perdido al menos el 70% de su biodiversidad, según estimaciones del también rector de la Universidad para la Cooperación Internacional de Costa Rica. 

“Obviamente se requieren monitoreos, es simplemente extrapolación, porque el área destruida ya pasa el 70%, y entonces aunque no haya extinciones de algunas especies, las poblaciones están totalmente afectadas”, señaló Müller. 

Solo la zona núcleo ha perdido “por lo menos entre 2,500 y 3,000 kilómetros cuadrados", afirmó Jaime Incer Barquero, asesor presidencial para temas ambientales y presidente de la Fundación para el Desarrollo Sostenible (Fundenic-SOS). "Esa área núcleo tiene más o menos la extensión del Lago de Nicaragua ( unos 8 mil kilómetros)”. 

El panorama resulta alarmante, recuerda Müller, si se toma en cuenta que por cada árbol talado pueden haber 10 mil especies entre virus, bacterias, artrópodos, mamíferos, etcétera. “Se está talando todo un ecosistema, en realidad ni siquiera entendemos lo que estamos perdiendo”, agregó el experto.

En 2010, un estudio presentado ante las Naciones Unidas calculaba la pérdida de biodiversidad en Centroamérica en un 52%, una cifra que según ambos expertos podría ser mucho mayor en la actualidad. 

Más que el título

La preocupación en torno al futuro del llamado “Pulmón de Centroamérica” ya había alertado a ambientalistas en ocasiones anteriores. Incer Barquero habría dicho que Nicaragua podría perder el título de Reserva de Biosfera, una posibilidad que Müller no descartó durante el “Foro Bosawas de Nicaragua y la Amazonía Peruana, comparación de dos casos de Ecosistemas Tropicales Latinoamericanos”. 

“Se puede perder el título de Reserva de Biosfera, pero para mí, como ser humano, centroamericano, eso es el menor de los males. El tema es la vida que se está perdiendo, no es el papel, sino que Nicaragua está perdiendo su riqueza futura, su potencial futuro, está perdiendo su oportunidad de ser un país próspero al destruir Bosawas, es el último reducto básicamente que queda en la región centroamericana. Un controlador de clima impresionante y vamos a desertificar el norte de Nicaragua. Más allá de perder un título de la Unesco, es perder la mayor riqueza del país”, lamentó el representante de las Naciones Unidas.  -Eduard Müller, representante de la Unesco.Claudia Valle, secretaria adjunta de la Unesco, dijo en 2014 que una reserva de biosfera que ha dejado de cumplir sus funciones, puede correr el peligro de perder su categoría internacional como reserva de biósfera.

Muchas especies a punto de desaparecer

PANORAMA • Según Jorge Huete, de la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN), en la reserva hay al menos una decena de especies en peligro de extinción. Algunos de ellos son los quetzales, lagartos, águila real, halcón peregrino, danto, lapas roja y verde, mono congo, mono araña, mono cara blanca, nutria, puma, tigrillo, tigre, entre otros.

  • 11 áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad hay en Centroamérica. Bosawas es una de ellas.

Eduard Müller, de la Unesco, recordó que “no se trata solo de las especies, se trata de la función ecosistémica, los servicios que brindan estos ecosistemas en captura de carbono, en mantenimiento de suelos, en mantenimiento de recursos hídricos (…) Bosawas no es un tema de bosques, no es una reserva hídrica, es una fábrica de suelo fértil que tenemos que regenerar y volver a conectar con el resto de Nicaragua si queremos seguir viviendo. No es un tema de tener a ecólogos y biólogos estudiando allá para poder enfrentar el cambio climático”. 

A juicio de Incer Barquero, el problema es que no se ha logrado detener realmente las invasiones de colonos ni la extracción de madera en la zona, de modo que ya no se trata solo de afectaciones en la zona de amortiguamiento de la selva ni a las especies que habitan en ella, sino al núcleo mismo del bosque húmedo. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus